Novalife » Madres desastre

Alimentación

Mitos alrededor de la leche

La leche es un alimento adorado por algunos, considerado como fundamental, mientras que otros la culpabilizan de muchos males de la humanidad. ¿Qué hay de cierto en todo aquello que has oído sobre la leche?

Niño tomando leche

iStock Niño tomando leche

Publicidad

¿Por qué seguimos tomando leche tras nuestra época de lactancia materna? La leche es una fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y elementos tales como calcio, fósforo o yodo. Pero, ¿es imprescindible? No. Es un buen alimento, pero no hay ningún alimento imprescindible.

Siempre nos han dicho que el calcio es importantísimo para tener los huesos fuertes. ¿Es cierto? Pues diversos estudios no han demostrado que el mayor consumo de alimentos ricos en calcio prevenga las fracturas óseas. Pero el calcio sí que es importante para otras tareas del cuerpo. ¿Qué pasa si nuestro hijo no quiere tomar leche? ¿Con qué otros alimentos lo podríamos obtener? Piensa que la leche de vaca tiene 120 mg de calcio por cada 100 g. Otros alimentos como el queso freso (550 mg/100 g), el queso curado (800 mg/100 g), las sardinas en lata (500 mg/100 g), almendras (250 mg/100 g), la soja, berza o grelos (200 mg/100 g) y otros tantos como legumbres o verduras también tienen cantidades significativas. Así que la leche es un buen alimento, pero no mejor que todos los que ya te hemos enumerado.

¿Cuántos lácteos debe tomar un niño al día?

No es fácil encontrar unas recomendaciones claras. Muchas de ellas vienen desde la industria lechera, así que son poco fiables. En general se recomiendan unas dos raciones de lácteos al día, es decir, unos 500 ml. Como cualquier otro alimento, consumidla con moderación. Evita que tu hijo tome lácteos por delante de cosas más saludables, como frutas o verduras.

¿Qué leche deben tomar los niños? A partir del año leche de vaca entera, si no hay ninguna contraindicación médica.

Falsos mitos de la leche de los que seguro que habrás oído hablar:

1. La leche da mocos: FALSO. Completamente falso. Hay estudios científica que concluyen que el consumo de leche no se relaciona con el asma ni con los catarros. También se ha visto que no hay diferencia en la sensación de mucosidad entre personas que tomaban leche de vaca o bebida de soja.

2. ¿Hay que retirar los lácteos en los niños con autismo porque haya algún tipo de relación? TAMPOCO. El autismo es un problema que cada vez se detecta más. Por desgracia aún no sabemos su causa exacta. Evita creer en teorías conspiranoicas que relacionan el desarrollo del autismo con las vacunas, la alimentación o los tóxicos ambientales. Por eso no hay ningún estudio científico que recomiende retirar la proteína de la leche de vaca a niños autistas a no ser que haya una alergia a la misma, pero no por el autismo en sí.

3. ¿Relación con la diabetes, el cáncer o el acné? Que no te cuenten rollos, campo hay datos concluyentes, ni a favor y ni en contra.

Verdaderos "problemas" que pueden aparecer con el consumo de la leche:

1. Hay muchos niños que toman un exceso de lácteos tremendo. Esto desplaza que tomen menos de otros alimentos mucho más sanos y recomendables, como fruta de postre, almuerzo o merienda.

Niño tomando leche | iStock

2. Los niños no suelen tomar, por desgracia, leche sola, yogures naturales o queso fresco. Los niños suelen tomar muchos lácteos muy azucarados, como yogures de sabores, yogures líquidos o batidos. Cantidades ingentes de azúcar que hacen aumentar las cifras de las básculas y las caries en las bocas de los más pequeños de la casa.

3. El excesivo consumo de lácteos se asocia a estreñimiento. No es la causa, pero sí que se asocia al estreñimiento.

4. ¿Por qué no se les debe dar leche de vaca antes del año a los bebés? Pues se debe a que por debajo del año de vida los bebés no tienen su tubo digestivo preparado para la leche de vaca y tienen pérdidas intestinales aumentadas de sangre y riesgo de falta de hierro. ¿Qué pasa por encima del año? Que los niños que abusan de lácteos también son grupo de riesgo para tener falta de hierro. ¿Por qué? Ya lo hemos dicho: Estos niños toman un exceso de lácteos y poca fruta, verdura, carne y legumbres.

¿Mensaje que debes retener? Leche sí, pero no es un alimento fundamental ni del que debamos abusar.

Publicidad