Este es un truco muy útil para los que acaban de ser papás y mamás; o para los familiares cercanos de los mismos. Si no quieres gastarte mucho dinero en un vigilabebés, puedes crear rápido y fácil estos aparatos. De hecho, sólo necesitas dos teléfonos y una app gratuita. Lo primero que has de hacer es descárgate la app de Google Play, "Dormi – Baby Monitor", en los dos smartphones.

En la parte superior izquierda verás un menú representado por tres puntos. Al abrirlo podrás elegir si el dispositivo estará en la habitación de bebé, con la opción "Child device"; o será el que reciba la señal, marcando la opción "Parent device". En el móvil que vas ha dejar en la habitación del bebé, puedes seleccionar el icono de la cámara para ver vídeo en todo momento. Para finalizar, arrastra el círculo azul al botón con el símbolo del Play. A partir de este momento el móvil buscará una señal de receptor.

Ahora tan solo tenemos que entra en la app desde el otro smartphone, y en el menú elegir "Parent device". Arrastra el círculo azul al icono con el Play de nuevo, y el móvil comenzará a rastrear tu red para encontrar la emisión del otro terminal. Una vez se encuentren, podrás ver y escuchar a tu bebé.