Novalife » Cuídate » Nutrición

Tu cuerpo las necesita

¿Cuáles son las grasas que debes consumir?

¿Son todas las grasas nocivas o se han metido todas en el mismo saco? ¿cuáles son las saludables que sí debieran estar en tu alimentación? Te lo contamos.

Mujer comiendo

iStock Mujer comiendo

Publicidad

Un aumento de las enfermedades cardiovasculares a nivel mundial y una mayor preocupación por lo que nos llevamos a la boca, hace que muchas personas destierren de su alimentación las grasas. Y los extremos no son buenos: es más, hay una serie de grasas que no solo son saludables sino que son necesarias para el correcto funcionamiento de tu cuerpo. Hoy vamos a hablar de ellas.

Pero, ¿qué son las grasas? Se trata de un macronutriente presente en los alimentos, necesario para que tu organismo funcione bien. Existen distintos tipos: las saludables, las no tan malas y las muy malas.

Evidentemente, solo por el nombre ya sabes cuáles son las que debes consumir: las primeras son las grasas insaturadas, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovascualres, inflamatorias, de la piel, etc. hay varios tipos de grasas insaturadas, como por ejemplo, las monoinsaturadas, que ayudan a disminuir el colesterol malo. ¿Dónde las encuentras? En el aceite de oliva, el aguacate y en pescados como el bacalao y la caballa. Además, están las poliinsaturadas, el omega 3 y el omega 6. El primero lo encuentras en el atún, las sardinas y las anchoas. El segundo está en los frutos secos como los piñones y las nueces. Y no temas el aporte calórico de estos últimos: es cierto que son calóricos pero también saciantes, de hecho muchos nutricionistas los pautan a sus pacientes que quieren perder peso.

Plato de jamón | iStock

¿Cuáles son las grasas, vamos a decir, "regulares"? Las saturadas, que suelen aportar también vitaminas liposolubles, pero su consumo excesivo puede elevar los niveles de colesterol malo. Las encuentras en la mantequilla, los lácteos no desnatados, la carne grasa y algunos aceites vegetales. Los embutidos también las tienen por eso no es positivo tomarlos a diario, hay que equilibrar su consumo. Según la OMS, el consumo de este tipo de grasas no debe superar el 10% de la ingesta calórica total diaria. Por lo tanto, no te niegues el placer de tomarlas pero hazlo como capricho: no a diario.

Y, ¿cuáles son entonces las que debieras desterrar de tu alimentación? Las grasas trans, las llamadas grasas hidrogenadas resultan de la manipulación industrial de las grasas de origen vegetal. Las encuentras en alimentos procesados, como los snacks, la bollería y en comidas precocinadas. Evidentemente, todos estos, de sabor, están muy ricos, pero no son sanos en absoluto, no te aportan nada positivo y es más, pueden generar muchos problemas de salud. Así que es mejor decirles no directamente.

Publicidad