Sólo tenemos que tener siempre en la nevera crema de cacao y avellanas sin gluten y sin lactosa, y hacer las obleas aptas que te enseñamos cómo en este vídeo.

Lo único que hay que cambiar de la receta es la cucharadita de canela por una cucharadita de esencia de vainilla y en vez de hacer un barquillo o canutillo con la masa, dejarla estirada en un plato después de sacarla de la sartén.

La esencia de vainilla hay que mirar bien que sea sin gluten y sin lactosa. Si en el etiquetado pone que puede contener trazas de gluten, buscar otra marca. En el caso de las trazas de leche, a los intolerantes a la lactosa no les afecta el ‘puede contener’ porque se refiere a que puede haber contaminación cruzada en el proceso de fabricación. Sólo afectaría a los alérgicos a la PLV.

Para hacer la cobertura necesitamos chocolate sin gluten y sin lactosa, nata para montar sin lactosa ya que es un producto genérico y no lleva gluten, y mantequilla sin el azúcar de la leche ya que si tiene más de un 80% de materia grasa no lleva gluten. Señalar que este ingrediente puede ser tolerado por personas que tengan una intolerancia leve o moderada a la lactosa ya que contiene menos de un gramo de lactosa por cada 100.

Así que ponte manos a la obra y haz esta deliciosa a la vez que fácil tarta de obleas y crema de cacao y avellanas. ¡Riquísima!