Sentadilla con salto: Sitúa los pies a la anchura de los hombros y ejecuta con tu cuerpo el mismo movimiento que harías al sentarte en una silla. Baja lentamente y vigila que al hacerlo los talones no se levantan. Coge impulso y realiza un salto amortiguando bien en la caída. Deberás completar 4 series de 10 repeticiones cada una.

Extensión de cadera en cuadrúpedia: Apoya tus rodillas y manos en el suelo para adoptar la postura típica del perrito. Extiende una pierna hacia atrás de modo que ésta dibuje una línea recta con tu espalda. Vuelve a doblar la rodilla y repite 20 veces con cada pierna.

Plancha lateral con mancuerna: Túmbate de lado con el antebrazo y la parte exterior del pie apoyados. Eleva la cadera y ayúdate de una mancuerna o un objeto de peso similar para completar el ejercicio. Elévalo dibujando una línea vertical y permanece arriba 12 segundos. Deberás completar un total de 4 series con cada brazo.

Plancha dinámica: Sitúate en en suelo boca abajo, apoya los antebrazos y las puntas de los pies, y asegúrate de que el cuerpo quede alineado como una tabla. Utiliza la movilidad de tus tobillos para realizar un desplazamiento del cuerpo hacia adelante y hacia atrás. Son un total de seis series de 15 segundos con 5 de descanso entre una y otra.

Si eres constante con la tabla y durante estas semanas cuidas tu alimentación, observarás resultados antes de agosto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

10 ejercicios para ponerte en forma en casa sin gastar nada

Cómo ponerte en forma sin pisar un gimnasio con la ayuda de una escoba