Una mujer, de nacionalidad búlgara y residente en Reino Unido, se quedó en shock al descubrir que había compartido con sus contactos de Facebook un vídeo que en realidad quería enviar a su marido.

La mujer estaba en Bulgaria cuando decidió grabar un vídeo para su marido, que trabaja en Reino Unido. Sin embargo, un despiste le llevó a compartir la grabación con sus 2.000 contactos de Facebook.

Según recoge el medio británico 'The Sun', sus más allegados siguen conmocionados tras ver el 'vídeo sexual' en su página de Facebook. Por su parte, su hijo de 20 años dice que no puede volver a casa y ver a su madre después de reproducir el vídeo.

La mujer cuenta que grabó el vídeo porque estaba aburrida y que ha tenido que recurrir a sus amigos y familiares más cercanos para superar este episodio.