COLESTEROL 'MALO'

La OMS pide la eliminación de los ácidos grasos trans

Las grasas que la OMS quiere eliminar este año en todo el mundo para reducir el riesgo de cardiopatías viene de lejos. Ya en 2018, designó la eliminación de los ácidos grasos trans (AGT) como uno de sus objetivos prioritarios, pidiendo la eliminación mundial de los mismos para 2023.

Bollería industrial

Bollería industrial Istock

Publicidad

Los países países miembros están respondiendo, no miran hacia otro lado. De hecho ya hay políticas contra las grasas trans para 3.400 millones de personas en 60 países (el 43% de la población mundial); de ellos, en 43 países hay políticas de buenas prácticas, que cubren a 2.800 millones de personas. Sin embargo todavía hay 5.000 millones de personas que viven en países donde no están protegidos contra estas grasas trans. Esto lo ha advertido el doctor Tom Frieden, presidente y director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa global sin fines de lucro financiada por Bloomberg Philanthropies.

Algunos de los 16 países que más preocupan son Pakistán, Bangladesh, India, Egipto, Corea del Sur, Mexico y Argentina, ya que no se están tomando medidas. "Abordar las dietas poco saludables, que son responsables de 8 millones de muertes en todo el mundo cada año, debe ser un elemento clave para la prevención de las enfermedades cardiovasculares", reiteran en el informe de la OMS. Tal y como se lee en el documento, las políticas para eliminar los AGT producidos industrialmente son relativamente sencillas de aplicar y pueden salvar vidas y economías. "Existen aceites y grasas más saludables para sustituir a los AGT, y empresas de todo el mundo ya los utilizan", exponen.

Más de medio millón, en riesgo

Las grasas saturadas, que aumentan el colesterol malo y reducen el bueno, causan anualmente la muerte prematura de más de medio millón de personas en el mundo porque aumentan el riesgo de accidente cardíaco o cerebrovascular, según un informe publicado por la OMS. Las grasas trans (AGT) son ácidos grasos insaturados que se forman de forma industrial al convertir aceite líquido en grasa sólida (proceso llamado hidrogenación). También se conocen como ácidos grasos trans, aceites parcialmente hidrogenados y grasas trans-colesterol. Las grasas trans se consideran el peor tipo de grasa que se puede comer. A diferencia de otras grasas en la alimentación, las grasas trans, también llamadas ácidos grasos trans, aumentan el colesterol “malo” y, además, reducen el “bueno”.

Una alimentación cargada de grasas trans aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte de los adultos. Cuantas más grasas trans consumas, mayor será el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y vasculares. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos les ha prohibido a los fabricantes de alimentos que añadan la principal fuente de grasas trans artificiales a los alimentos y las bebidas. Varios países y ciudades en los Estados Unidos han limitado o prohibido el uso de grasas trans.

Alerta de EEUU

En los Estados Unidos, si un alimento tiene menos de 0,5 gramos de grasas trans en una porción, quizás la etiqueta del alimento diga 0 gramos de grasas trans. Es posible que los productos fabricados antes de la prohibición de las grasas trans artificiales por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aún estén a la venta, así que comprueba si la lista de ingredientes de un alimento dice aceite vegetal parcialmente hidrogenado. Si es así, significa que el alimento contiene algo de grasas trans, aunque la cantidad sea inferior a 0,5 gramos.

La OMS recomienda que los países se centren en el desarrollo e implementación de políticas de mejores prácticas, en hacer seguimiento y vigilancia, en abordar técnicas de reemplazo específicas para las grasas trans o en llevar a cabo regulaciones regionales y alentó a los fabricantes de alimentos a eliminar las grasas trans producidas industrialmente de sus productos, “alineándose” con el “compromiso” asumido por la Alianza Internacional de Alimentos y Bebidas.

Publicidad