El padre de Julen, Jose Roselló, sigue sumido en la tristeza por la pérdida de su hijo tras caer a un pozo en Totalán, en Málaga.

"Yo no siento la presión, me aisló un poco , ni la siento ni la voy a aguantar. No tengo porque tener miedo a nadie porque no he hecho nada. Esta situación es incómoda, más en un barrio grande que al final es pequeño", lamenta.

Dueño de finca Totalán recurre el auto, que asemeja a un escrito de acusación

La defensa de David Serrano, dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde murió el niño de 2 años Julen al caer a un pozo, ha recurrido el auto de la instructora del caso, del que dice que se asemeja más "a un escrito de acusación de parte que a una valoración aséptica".

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe, el letrado formula un recurso de reforma y, subsidiariamente de apelación, contra el auto en el que la instructora del caso considera que el investigado pudo cometer un delito de homicidio imprudente grave y dispone que las actuaciones sigan por el trámite de procedimiento abreviado.

La defensa de Serrano anunció la pasada semana que iba a recurrir la resolución judicial porque la magistrada expone en el auto que su cliente no advirtió del peligro y considera que dicho extremo no es cierto, ya que su patrocinado siempre ha mantenido que el padre de Julen fue avisado de la existencia de varias prospecciones.

En el recurso, el letrado concluye que el contenido del auto "resulta cercenado, parcial y torticero", lo que atribuye a una "colección de medias verdades, y afirmaciones ya contrastadas que parecen (haber) sido sesgadas a conveniencia, pareciéndose más a un escrito de acusación de parte que a una valoración aséptica".