La investigación tiene que resolver ahora una serie de cuestiones que han surgido tras el rescate del pequeño Julen en el pozo de Totalán.

Un juzgado de Málaga investiga ahora por qué el pozo no estaba sellado y quién es responsable de esto.

Según la abogada Beatriz de Vicente, los posibles responsables de la muerte de Julen podrían enfrentarse a un homicidio imprudente castigado en nuestra legislación con penas de uno a cuatro años de prisión y en el caso de ser leve, las penas serían de multa económica.

Respecto al coste total de los trabajos realizados en el Cerro de la Corona, el periodista de Diario Sur Juan Cano indica que se puede hablar de unos dos millones de euros, aunque cree que por el momento hay que ser prudente con las cifras.

Sobre qué va a pasar con los dos pozos que hay en este momento en el Cerro de la Corona, la intención de la Junta de Andalucía es rellenarlos y sellarlos lo antes posible siempre con una autorización judicial.