El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la imposición de sanciones financieras al líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y a su entorno, en plena escalada de tensión por el derribo de un dron estadounidense la semana pasada en el golfo Pérsico. "Las sanciones impuestas a través de la orden ejecutiva que estoy a punto de firmar negarán al líder supremo y su oficina el acceso a recursos financieros clave", dijo Trump antes de rubricar en la Casa Blanca su decreto.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ha precisado durante el anuncio que las sanciones han sido adoptadas una vez más sin consultar con los aliados internacionales de Washington, quienes todavía mantienen contactos diplomáticos con Irán como firmantes del acuerdo nuclear de 2015 del que el presidente norteamericano, Donald Trump, se desvinculó unilateralmente el año pasado.

Las sanciones tendrán como objetivo "negar a la cúpula de poder iraní el acceso a recursos financieros", según el comunicado emitido este lunes por el Departamento del Tesoro, en el que avisa de que "cualquier institución financiera extranjera que facilite a sabiendas cualquier transacción" al líder iraní o a sus asesores "será expulsada del sistema financiero estadounidense".

El Consejo de Seguridad de la ONU pide a Irán y EEUU contención y que reduzcan la tensión

Los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidieron este lunes a Irán y a Estados Unidos que se contengan y reduzcan la escalada de tensión que estalló entre ambos países tras el derribo de un dron estadounidense el 20 de junio e incidentes con petroleros en el estrecho de Ormuz.

"Los miembros del Consejo de Seguridad urgen a las partes implicadas y a todos los países de la región (del golfo Pérsico) que ejerciten la máxima contención y que tomen medidas y acciones para reducir la tensión", señala un comunicado leído tras una reunión a puerta cerrada de este organismo, celebrada a petición de Estados Unidos.