Publicidad

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente israelí, Simón Peres, han coincidido en que las "ansias de una mayor democratización" en los países árabes deben ser "acompañadas" por la comunidad internacional para mejorar sus condiciones políticas, sociales y económicas. 

Las revueltas en el Magreb y Oriente Próximo han sido uno de los asuntos que han abordado hoy en el Palacio de la Moncloa Zapatero y Peres, que realiza una visita oficial a España con motivo del XXV aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel

Además de estudiar la situación que atraviesan los países árabes vecinos de Israel, según ha informado el Gobierno en un comunicado, han analizado el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Zapatero se ha comprometido de nuevo a trabajar junto a sus socios europeos y en el marco del Cuarteto (integrado por EEUU, la UE, la ONU y Rusia) para que en los próximos meses se reanuden las conversaciones directas entre las dos partes.

Peres cree que las redes sociales no dejarán que se vuelva a tapar los ojos del pueblo
Simon Peres ha afirmado que las redes sociales de Internet "no dejarán que se vuelva a tapar los ojos del pueblo ni los oídos del mundo" y ha destacado el papel que han desempeñado estas páginas web en las manifestaciones antigubernamentales que se están produciendo en distintos países de Oriente Próximo y el norte de Africa.

A su juicio, estas protestas, que han sido "espontáneas" y "no han sido organizadas por ningún Ejército o partido político", se han desencadenado porque los jóvenes de la región "han comparado su situación con la de los jóvenes de otros países" a través de Twitter y Facebook y de Internet en general.

En un acto celebrado en el Congreso de los Diputados durante su visita a España, Peres ha indicado que los ciudadanos han reclamado cambios políticos y económicos ante "la falta de empleo y de libertades" y que en algunos países han dejado claro que "no les basta" con que "cambien las caras" en el Gobierno si el régimen sigue siendo el mismo.

El presidente del Congreso, José Bono, ha expresado el "compromiso" de España con los pueblos que han expresado sus deseos de "libertad, democracia y bienestar" para que "las transiciones y las transformaciones en la región se produzcan de forma ordenada".

El presidente israelí ha subrayado que las revuelas populares "sin precedentes" que han derrocado recientemente a los presidentes de Túnez y Egipto y las que se están produciendo en Yemen, Bahréin o Libia, entre otros lugares, han demostrado que los nuevos medios de comunicación se han convertido en "una nueva fuerza social" y que "es difícil ser dictador en un mundo transparente".

El Rey califica de "legítimas" las aspiraciones del mundo árabe
Por su parte, el Rey don Juan Carlos ha calificado de "legítimas" las aspiraciones de los pueblos del mundo árabe que se han alzado contra sus regímenes autoritarios pidiendo democracia, también en países con monarquías con las que Don Juan Carlos siempre ha mantenido unas excelentes relaciones y días antes de que tenga previsto coincidir en Kuwait con los reyes de Marruecos y Jordania, entre otros.

En sus primeras palabras referidas a las revueltas que se extienden por el mundo árabe, pero sin citar a ningún país en concreto, Su Majestad ha señalado que la comunidad internacional "sigue con atención estos acontecimientos y confía en que permitan evolucionar hacia una situación de mayor estabilidad política, social y de progreso económico, de acuerdo con las aspiraciones legítimas de los pueblos de la región".