Publicidad

Caso Master

La declaración de Cristina Cifuentes por el caso Master en vídeo

Cristina Cifuentes ha comparecido hoy ante la Audiencia Provincial por el caso Master y por la que la Fiscalía solicita tres años y tres meses de cárcel para la expresidenta de la Comunidad de Madrid por la supuesta falsificación del acta que acreditaba que había defendido el trabajo de fin de máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, ha declarado hoy ante la Audiencia Provincial en el marco del caso Master y ha asegurado que no fue a la Universidad porque le aseguraron que podía cursar dicho Master sin tener que ir a clase.

Además, Cifuentes ha asegurado no guardar ninguno de los trabajos que realizó a cambio de estar exenta de acudir a las aulas y ha asegurado que todas sus comunicaciones las realizaba a través de Álvarez Conde, director del Máster.

Las declaraciones más relevantes de Cifuentes ante el juez por el 'caso Master'

"Cuando a mí me hablan del Master ya expliqué que no voy a poder asistir a clase. No tenía tiempo para ir a clase y me dicen que no hay problema porque hay alumnos que están en la misma situación. Y que la asistencia a clase se puede suplir con la presentación de trabajos. Yo me matriculo en el Master porque la Universidad me ofrece esta modalidad", según Cifuentes.

"Con Álvarez Conde no intercambiaba correos porque a él no le gustaba. Y nuestra relación era telefónica, casi todo lo hablábamos por teléfono. La persona que me explica la dinámica del curso y que me fija el calendario es Álvarez Conde y me dice que no me preocupe por no poder ir a clase".

"No tuve comunicación con los profesores; todo lo hacía a través de Álvarez Conde. Era la persona con quien tenía interlocución, con el resto de profesores no tenía relación. Los trabajos se los hacía llegar directamente a Álvarez Conde".

"Cuando los tenía (los trabajos), los mandaba a Álvarez Conde, bien a través de un familiar o una persona de mi equipo. Supongo, pero no lo sé, que Conde los trasladaba a los profesores. Pero eso yo no lo sé"

"Creo que use un ordenador portátil que pertenecía a mi hija y era allí donde los trabajaba pero luego los imprimía en papel. Estoy acostumbrada a trabajar sobre papel. Cuando yo tenía los trabajos, los mandaba en papel cuando estaban terminados".

"Hubo un para de borradores del TFM que envíe a Conde y él me devolvió. Hablábamos por teléfono. Me hizo algunas anotaciones y correcciones. Más que correcciones, indicaciones. En mi TFM al margen de hacer un análisis de los que significaba la ley de protección ciudadana y hacer un análisis del articulado de lo que regula, yo me había centrado en analizar tres casos, los de las CCAA que tienen transferida la materia de seguridad: Cataluña, País Vasco y Navarra".

"No guardo ningún ejemplar (de los trabajos). He estado buscando, sobre todo el trabajo final de máster. Yo he estado buscando otros trabajos que he hecho a lo largo de mi vida académica y no he encontrando ninguno".

"Realmente yo no defendí el trabajo (el TFM), lo entregué y expliqué las líneas generales a unas personas que no sé si eran del tribunal", asegura Cifuentes.

Publicidad