120.00

Publicidad

ETA

El Gobierno vasco pide el acercamiento de los presos para evitar contagios de los familiares

El ejecutivo del País Vasco aprovecha la pandemia por coronavirus para pedir que se acerquen los presos a su lugar de origen y así evitar riesgo de contagios con los desplazamientos de los familiares a vernos.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha explicado que la propuesta del ejecutivo autonómico para acercar a los presos a prisiones próximas a sus lugares de origen no se limita a los reclusos de ETA ni a los ciudadanos vascos encarcelados por delitos ajenos al terrorismo, sino que se refiere a toda la población penitenciaria del Estado que permanecen en prisiones alejadas de sus domicilios familiares.

Riesgos en los desplazamientos para los familiares

La propuesta del Gobierno autonómico se basa en un informe de su Dirección de Salud, que alerta del riesgo que, en la actual situación de crisis sanitaria por el coronavirus, implican los largos desplazamientos que deben hacer los familiares de presos encarcelados en prisiones alejadas de sus domicilios para poder visitar a sus allegados. Estas visitas, que en la actualidad no se están llevando a cabo por las restricciones a la movilidad impuestas en el marco del estado de alarma, podrían reanudarse una vez se levante la prohibición de desplazarse entre distintas provincias y comunidades autónomas. El informe, según ha explicado Erkoreka, concluye que no resulta "muy recomendable" desde el punto de vista de la salud pública que se produzcan "movilizaciones importantes de personas procedentes de zonas muy heterogéneas que se ven forzadas a compartir espacios comunes en los centros penitenciarios". Para evitar este riesgo, el Gobeirno Vasco propone que las personas encarceladas en prisiones alejadas de sus lugares de origen sean acercadas a cárceles "lo más cercanas posibles" a sus domicilios familiares.

Los de ETA... y todos los demás

Erkoreka ha precisado que esta petición no solo se realiza para las personas encarceladas por delitos de terrorismo -unos 200 presos de ETA cumplen condena en cárceles españolas alejadas de sus lugares de origen- o para los reclusos vascos que están en prisión por otros delitos, sino que se extiende a todo el colectivo de personas privadas de libertad en el Estado. El portavoz del Gobierno autonómico ha subrayado que la petición afecta a todos los presos que están en prisiones alejadas de sus lugares de origen, dado que "se pueden dar situaciones equivalentes o similares en cualquier centro penitenciario y con familias de orígenes diferentes", siempre que en los desplazamientos deban hacer "muchos kilómetros" y que en las visitas en las prisiones coincidan numerosas personas de distintas procedencias.

Publicidad