120.00

Publicidad

Coronavirus

El Banco de España empeora su previsión con una caída del PIB de hasta el 15% y al menos tres años de crisis por el coronavirus

La pandemia del coronavirus y la desescalada en España marcarán la evolución de la economía. El Banco de España ha actualizado y empeorado sus previsiones en tres escenarios que dependerán de si existen posibles rebrotes que obliguen a volver al confinamiento y a la paralización del país.

Actualización de las previsiones del Banco de España y peores perspectivas. Este lunes ha publicado sus proyecciones para la economía española y de nuevo dibuja distintos escenarios en función de la evolución de la pandemia del coronavirus. Como mínimo ve un panorama de crisis de al menos tres años.

Hay un primer nivel en el que no hay rebrotes graves, la economía avanza en su reactivación y no hay que regresar al confinamiento; un segundo nivel en el que las noticias no son tan buenas pero tan poco pésimas, y un último nivel de riesgo que preocupa a la entidad monetaria.

Distintos escenarios según el coronavirus

El Banco de España ya había hecho previsiones pero las ha actualizado teniendo en cuenta últimos datos de la evolución de la desescalada del coronavirus en España.

Calcula para este año una caída del PIB del 15,1 % en el denominado escenario de riesgo, descenso que sería del 9 % en el de recuperación temprana y del 11,6 % en un tercero más gradual.

En la actualización de las proyecciones macroeconómicas hasta 2022 publicadas este lunes y marcadas por el impacto del COVID-19, la entidad sitúa la tasa de paro de 2020 en el 18,1 % -frente al 14,1 % de 2019- en el escenario más benigno, para elevarla al 19,6 % en el intermedio y al 23,6 % en el de riesgo.

En cuanto a la deuda, las proyecciones señalan a niveles muy elevados: el 114,5 % del PIB para este año en el mejor escenario y el 119,3 % en el intermedio tras haber cerrado 2019 en el 95,5 %.

España invierte menos en combatir el impacto económico que la media europea

Según el Banco de España las medidas adoptadas para combatir el impacto económico del coronavirus suman un coste de entorno al 2,5 % del PIB. Menos que la media de nuestros vecinos europeos; en la zona euro se sitúan en una media del 3,5 % del PIB.

La mayor parte de ese montante de dinero -el 1,7% del Producto Interior Bruto- tiene que ver con las medidas relacionadas con el empleo. Sobre todo con la exención del pago de cotizaciones o los expedientes de regulación de empleo extraordinarios, los ERTE, que se han convertido en el mecanismo impulsado por el Gobierno para tratar de reducir las cifras de desempleo. Miles de trabajadores están cobrando ya ERTES.

Sobre este tipo de expedientes asegura el organismo que explican que en el escenario más benigno la tasa de paro sea mayor en 2021 que en 2020. No se descarta que parte de los trabajadores afectados por expedientes acaben en desempleo.

Se cuenta con cierta morosidad en la devolución de los créditos ICO

Muchas empresas han pedido los créditos puestos a su disposición por el Instituto de Crédito Oficial. El Banco de España cuenta con que habrá algunas que tendrán pruebas para devolverlos. Los créditos del ICO avalados por el Estado, podrías superar los 4.000 millones de euros aunque la Dirección General de Economía y Estadística advierte de que no se trata de una "estimación fina" sino que replica comportamientos de otras crisis.

No está calculado el impacto del Ingreso Mínimo Vital

Las proyecciones del Banco de España no incluyen el ingreso mínimo vital. Su aprobación es posterior a la recopilación de datos del Banco de España. Lo previsible es que podría ayudar a aumentar el consumo de los hogares más vulnerables.

El ahorro de los hogares ha experimentado un aumento debido a lo dificil que ha resultado tomar decisiones por precaución.

Publicidad