El chupinazo es el acto de inicio de las fiestas de San Fermín. En él se lanza un cohete que sirve de señal para los asistentes que ya pueden anudarse el pañuelo al cuello.

El evento se realiza en la plaza del Ayuntamiento el seis de julio a las 12.00 del mediodía. Para aquellos que no puedan seguir el chupinazo desde la plaza, el Consistorio instala pantallas gigantes en el Paseo de Sarasate, Plaza de los Fueros y Parque de Antoniutti.

Minutos antes de las 12.00 la plaza está abarrotada de una marea blanca y roja al grito de "San Fermín, San Fermín".

El lanzamiento del Chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento es una costumbre relativamente moderna que data de 1941. Anteriormente el anuncio del inicio los Sanfermines se efectuaba desde la Plaza del Castillo.

Tradicionalmente el honor de lanzar el Chupinazo ha recaído en alcaldes y concejales, o en alguna persona relevante designada por la alcaldía. Sin embargo, desde 2016 esta fórmula de designación ha cambiado, siendo la ciudadanía de Pamplona la que elige quién lanzará el Chupinazo.