Resulta complicado que un corredor mantenga la calma antes de un encierro, y puede que lo se un poco más realizar declaraciones momentos tan breves a su comienzo. Sin embargo, el corredor Chapu Apaolaza, intenta guarda la calma y ha podido responder a algunas de las preguntas de Solano.

"Me siento muy nervioso, en estos momentos no te llega la camisa al cuello. Siento un miedo fuerte y una soledad porque si hablas con cada uno de los corredores, su miedo es suyo y no lo puede compartir con nadie. Es una sensación contradictoria, estar con los amigos y a la vez sentirte muy solo", así explica Apaolaza el sentimiento que siente momentos antes de poner su vida ante el toro.

Este corredor, es también periodista y escritor. Aprovechó su experiencia de más de de veinte años corriendo en encierros para plasmar en un libro sus vivencias.

Fue su padre quien inició a Apaolaza a vivir los encierros y los toros. En su libro escribe sobre sí mismo porque "es la persona más a mano que tenía, además de ser una historia que se ha repetido muchas veces". No solo cuenta su vida. sino las emociones, miedos, pasiones y experiencias de otras personas que suceden en "este milagro social que es el encierro".

Un consejo que Apaolaza da a los corredores principiantes es que lo hagan porque de verdad lo quieren hacer y no porque le vayan a ver o porque hay que hacerlo, ni por demostrar nada a nadie si no es así mismo.

Tras correr en el encierro, Apaolaza ha concedido a Solano unos minutos más para terminar de describir al completo qué se siente antes y después de arriesgar la vida de uno mismo.

"Lo he disfrutado mucho", son las primeras palabras que consigue sacar después de un momento tan intenso. "El encierro no solo es una cuestión de distancias y velocidades, sino que es lo que uno siente", explica el corredor. Era su primera vez en el encierro de San Sebastián de los Reyes y se siente orgulloso de haber podido correrlo. Este es un encierro, que asevera, respeta muchísimo.

Pero, ¿cómo ha sido este tercer encierro? "Vibrante, venían tres toros colorados en la curva", que es donde ha corrido, relata Apaolaza.

Chapo, que está acostumbrado a correr en los encierros de Pamplona, donde hay mucho turista, nota que en San Sebastián de los Reyes, los corredores saben lo que hacen".

Finalmente, Chapo ha podido estar en el "centro de la calle" que es lo que al le parece la clave de los encierros". Algo característico que ha sentido en el encierro de San Sebastián de los Reyes es que "tienes la sensación cuando estás delante del toro que estás en su radar. Y esa sensación es muy intensa".