El equipo médico de Instituto AVANTIA de fertilidad responde:

Buenos días, tengo 35 años, aunque ahora no deseo quedarme embarazada sí me preocupa tener problemas en el futuro para ser madre. ¿Cómo puedo saber si soy fértil?

Hablamos de fertilidad | Elena Arcelus

Esta pregunta es muy frecuente en nuestra consulta, tanto mujeres que ya buscan embarazo como aquellas que desean posponerlo por motivos personales o laborales nos preguntan si pueden testar su fertilidad.

Debemos ante todo entender que la fertilidad es una característica de la pareja, es cosa de dos, no sólo de la mujer. Puede ser que uno de los miembros no presente ningún problema y el otro sí y ello determine que la pareja no pueda quedarse embarazada.

Centrándonos en la mujer, ya que es la que formula la pregunta, debemos considerar dos aspectos a evaluar debido a su posible repercusión en la fertilidad.

Debemos considerar dos aspectos a evaluar | Elena Arcelus

La más importante es calidad de los óvulos. Con el paso de los años la calidad del óvulo se va deteriorando lo que se traduce en una mayor dificultad para quedarse embarazada, mayor probabilidad de sufrir abortos o problemas cromosómicos en el feto como síndrome de Down. El deterioro en la calidad, y por tanto las posibilidades de embarazo se inicia a los 35 años, siendo a los 38-39 años cuando hay una caída muy pronunciada en las tasas de fertilidad.

Debemos ante todo entender que la fertilidad es una característica de la pareja | Elena Arcelus

La calidad de óvulos depende de la edad y es poco modificable con ningún tratamiento. También es importante la cantidad de óvulos disponibles en el ovario, que también declina con el paso de los años. Esta cantidad de óvulos disponible se conoce con el nombre de "reserva ovárica" y es una variable fundamental de éxito si tuviésemos que afrontar un tratamiento de fertilidad. La reserva ovárica depende de la herencia individual de cada paciente y de su edad. Se puede estudiar mediante una ecografía realizada por un especialista en reproducción asistida evaluando el llamado recuento de folículos antrales (folículos en reposo presentes en el ovario) y mediante la determinación analítica en sangre de la hormona antimulleriana. El resultado de ambas pruebas debe ser analizado y explicado por un médico especialista en fertilidad ya que es importante entender completamente su significo para tomar decisiones respecto al momento de intentar embarazo.

Como posibles soluciones los especialistas de Instituto AVANTIA de fertilidad disponemos de la preservación de óvulos para el futuro (congelación de óvulos) si se desea posponer el embarazo. Esta técnica nos permite disponer de unos óvulos “jóvenes” de buena calidad si más adelante cuando se desee tener descendencia apareciese dificultad para conseguir embarazo y se necesitase recurrir a una fecundación in vitro. En casos extremos en los que la edad fuese muy avanzada se puede recurrir a la donación de óvulos.

La calidad de óvulos depende de la edad y es poco modificable con ningún tratamiento | Elena Arcelus

Otro factor a considerar en la mujer es la posible presencia de enfermedades generales como diabetes, obesidad, hipotiroidismo…. que pudieran dificultar o complicar un posible embarazo así como la existencia de patología uterina (pólipos, miomas, tabiques..) , ovárica (quistes, endometriosis, cirugías previas) y de las trompas de Falopio. De nuevo se hace fundamental la evaluación especializada por un ginecólogo experto en un centro especializado en fertilidad para valorar la importancia de estas posibles alteraciones, así como sus posibilidades de tratamiento.