La reina Letizia se ha convertido poco a poco en todo un icono de moda capaz de competir con las mismísimas Kate Middleton o Maxima de Holanda, quienes siempre lucen impecables. Un hecho que ya demostró cuando se enfrentaron en una verdadera guerra de estilo durante la Ceremonia de Investidura del Rey Felipe como caballero de la Orden de la Jarreta.

Sin embargo, más allá de sus acertados atuendos y los complementos que nunca desentonan, hay un detalle que llama especialmente la atención a la hora de sus estilismos, y es que hace mucho que no la vemos presumir de piernas en un acto público, tal y como revela el portal Vanitatis.

De hecho, la monarca parece haber preferido bajar el largo de sus vestidos y faldas siguiendo una moda muy instaurada en la realeza europea, que es la de trasmitir elegancia. Una de las últimas veces que la reina llevó un minivestido y se atrevió a sacar su lado más sexy fue en 2017 durante los Premios 'Francisco Cerecedo', un arriesgada elección que fue tanto alabada como criticada.

¡Compruébalo dándole arriba al play!

Seguro que te interesa...

El vestido de Zara de la reina Letizia que vale menos de 20 euros