Poco después de anunciar su decisión de abandonar la Casa Real Británica, Meghan Markle y el príncipe Harry decidían abandonar Inglaterra y establecían su residencia en Canadá. Eso sí, una casa que solo ha sido temporal, ya que se acaba de anunciar que los duques de Sussex abandonan Vancouver para mudarse a Los Ángeles antes de que les cierren las fronteras por el coronavirus.

La famosa pareja ha decidido adelantar su mudanza debido a la difícil situación que vivimos.

Una noticia que llega tan solo un día después de que se anunciase el nuevo papel con el que Meghan regresa a Hollywood como actriz, la duquesa de Sussex le pondrá voz a 'Elephant' de Disneynature.

Meghan y Harry han decidido fijar su residencia en la ciudad donde nació Meghan y donde reside su madre, Doria Ragland.

Esta semana se anunciaba que el padre de Harry, el príncipe Carlos, había dado positivo en coronavirus.