Kate Middleton y el príncipe Guillermo han tenido que hacer frente en los últimos días a los rumores de infidelidad que les han acechado. Según apuntaban varios medios británicos, el primogénito del príncipe Carlos y Diana de Gales le habría puesto los cuernos a su mujer durante su tercer embarazado con una mujer llamada Rose Hanbury.

Ni el matrimonio ni Kensington Palace se pronunciaron al respecto hasta que el pasado 12 de abril Guillermo decidió emitir una comunicado a través de un gabinete de abogados de Londres: "Además de ser falso y dañino, la publicación de la falsa especulación respecto a la vida privada de nuestro cliente también constituye una violación de su privacidad, conforme al artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos".

Todo su entorno se ha blindado a favor de la pareja, que ha decidido hacer su primera aparición pública tras las habladurías en el torneo de caballos de Norfolk, durante el cual los testigos afirman que han transmitido en todo momento normalidad y felicidad.

En las imágenes publicadas por el Daily Mail, se puede ver a George y Charlotte junto a la prima de Guillermo, Zara, y su marido Mike Tindall, además de Mia, la hija de estos. Al que no se ve es al príncipe Louis.