Rihanna ha denunciado a través de su perfil de Instagram la poco acertada publicidad que ha aparecido en la red social snapchat en la que se bromeaba con los malos tratos que sufrió la cantante por parte del rapero Chris Brown en el año 2009.

La publicidad hacía referencia a una encuesta en la que los usuarios tenían que decir entre qué preferirían "dar una bofetada a Rihanna" o "dar un puñetazo a Chris". Para la cantante la acción de Snapchat ha sido intencionada, y lo dejaba claro con esta palabras: "Me encantaría llamarlo ignorancia, pero sé que no eres tan estúpido".

 

Por su parte desde la dirección de la empresa decidieron retirar el anuncio, y dicen no explicarse cómo el anuncio pudo pasar su control de aceptación de contenidos. Snapchat define la publicación como desagradable: "Lamentamos el terrible error y trabajamos para que no vuelva a ocurrir"

El malentendido con Rihanna ha supuesto un problema para Snapchat que ha visto como sus acciones caían un cinco por ciento tras el escándalo. Estos días los seguidores de la cantante han decidido borrarse la aplicación en consideración con la cantante.

Rihanna se siente ofendida, no solo personalmente sino por todos aquellos que han sufrido maltrato. "No se trata de mis sentimientos si no de todas esas mujeres, niños y hombres que en el pasado han sufrido malos tratos y, sobre todo, para quienes los sufren todavía".