Fergie se ha atrevido a hablar públicamente sobre su divorcio con Josh Duhamel y se ha mostrado más sincera que nunca. La ex componente de 'Black Eyed Peas' ha compartido todas sus emociones en el programa televisivo 'The Wendy Williams Show' donde se ha emocionado al hablar de su exmarido y su hijo Axl de 4 años.

La cantante ha dejado claro que realmente nunca quiso separarse de Josh porque pensaba que permanecerían unidos para siempre: "No fue mi plan. Quería quedarme para siempre", ha declarado en el show.

Pero además Fergie ha estado a punto de llorar cuando ha comenzado a hablar sobre su hijo Axl: "Amo a Josh, él es el padre de mi hijo. Siempre tendremos ese proyecto juntos y lo estamos haciendo lo mejor que podemos", ha agregado la artista.

Un emotivo encuentro en el que se ha visto que la cantante sigue manteniendo grandes sentimientos hacia su ex a pesar de su decisión de no compartir más su vida con el actor.