Con el título de una canción de Whitney Houston "And I will always love you" y una foto de una bañera, Lorde se convertía en el centro de todas las críticas. Los seguidores de la cantante alucinaron con la foto que había subido a Instagram teniendo en cuenta que Whitney murió precisamente en una bañera.

 

Los comentarios sobre el tema no tardaron en multiplicarse en las redes sociales; muchos de ellos eran negativos pero en su mayoría eran bromas sobre la metedura de pata de la cantante: "No sé por qué a la gente le parece gracioso, Whitney era una leyenda".

 

Ante la gran repercusión de su publicación, Lorde tuvo que pedir perdón a través de sus Stories de Instagram: "Malísima, malísima elección de la frase, siento haber ofendido a alguien, estaba emocionada por darme un baño, soy idiota, amo a Whitney por siempre y para siempre".