Sabemos de sobra que Justin Bieber mueve legiones de fans, y también sabíamos que el cantante se estaba cansando del acoso que estaba recibiendo últimamente por parte de sus seguidores, pero lo que no sabíamos es que las cosas se iban a poner tan tensas.

Si recientemente el cantante se enfrentaba a una de ellas, ahora Bieber ha tenido que plantarse delante de un abundante grupo de fans que no le dejaban ni comer en el Chargrill Charlie's Restaurant de Australia donde se encontraba junto a unos amigos.

"Cuanto más gritan y actúen como animales, menos podremos tener una conversación", espetó el principito del pop a los muchos fans que esperaban a su lado de pie.

Una persecución que continúo por la calle como podemos ver en estos vídeos que han publicado diferentes usuarios en las redes sociales. ¡Justin no puede más!