Jon James McMurray, rapero canadiense de 34 años, fue encontrado muerto en un campo de Westwold, en la ciudad de Vernon, después de intentar una acrobacia en el ala de una avioneta para su nuevo vídeo musical. Según su equipo, el artista llevaba meses practicando pero el día de la grabación se precipitó al vacío y no tuvo tiempo de abrir el paracaídas. El resto del equipo se encuentra en buen estado sin heridos, ya que tras la caída el piloto intentó controlar la avioneta y comenzó a bajar en espiral.

James era un gran esquiador y, según su página web, se ganó una enorme reputación como uno de los esquiadores “más innovadores y originales”, siendo el primero en llevar a cabo determinadas acrobacias y saltos. Pero el artista, debido a varias lesiones, había abandonado este deporte para dedicarse a la música.

En este vídeo podemos ver como Jon James McMurray está practicando paracaidismo y lo bien que se le da. Nadie podía imaginar su trágico final.