Demi Lovato tiene a sus fans con el corazón en un puño, y es que aunque a día de hoy se encuentra en una de las etapas más estables de su vida, la cantante ha hecho unas declaraciones que han hecho saltar todas las alarmas. Demi ha revelado que no ha dejado en ningún momento de luchar contra su trastorno bipolar y su adicción a las drogas y el alcohol que le llevó a caer en una profunda depresión.

"A veces trabajo tanto en mi bienestar emocional, que se me olvida que soy bipolar, pero otros días me encuentro tan mal, que tengo que relajarme, llamar a la gente que me ayuda y hablar con mi terapeuta. Tengo que tomar mi medicación todos los días, y en algunos de ellos lo único que se me pasa por la cabeza es volver a beber. Afortunadamente la mayor parte del tiempo no pienso en ello y, en general, esa es la belleza de la vida, que hay que centrarse en cada día como si fuera el último", declaraba la actriz y cantante en la conferencia 'Social Good Summit' celebrada este pasado lunes en Nueva York.

Una adicción con la que a día de hoy sigue luchando y es que como confesaba la cantante: "Algunos días lo único que se me pasa por la cabeza es volver a beber". ¡Ánimo Demi!