Lo que empezó como un juego se convirtió en un momento muy tenso e incómodo para Demi Lovato. La cantante se atrevió a jugar con sus followers a preguntas y respuestas a través de Twitter y las cosas no acabaron como seguramente Demi esperaba…

Toda la polémica se desató cuando uno de los seguidores de la cantante le preguntó cuál había sido la mejor broma que había hecho a lo que Demi contestó: "Contraté a una chica de la noche en Vegas y la mandé a la habitación de hotel de Max [su guardaespaldas] para sorprenderle. Entró en su habitación sin permiso y le agarró en su 'zona', él flipó jajajaja".

Una respuesta que rápidamente fue muy criticada llegando a hablar incluso de abusos sexuales. Hasta tal punto llegó la polémica que Demi publicó un tuit donde hizo una confesión con la que sus seguidores se quedaron a cuadros: "Para todos los que estáis viniendo a por mí, escuchad la letra de 'Warrior' y quizás tengáis un poco más de compasión por alguien hizo un simple error. De toda la gente, yo sé sobre abusos sexuales. No tenéis que educarme en eso".