Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, ha fallecido a los 27 años tras luchar contra el cáncer que le detectaron en 2018.

Su madre no se separó de él en ningún momento, desde que pasaran siete meses juntos en Nueva York batallando contra la enfermedad, hasta cuando se trasladaron nuevamente a Madrid, a dónde lo acompañó siempre a sus tratamientos y revisiones.

Siempre se mostraron muy optimistas frente al cáncer, pero en los últimos meses tuvo que trasladarse a Barcelona por una fuerte recaída, y su madre y su padre han estado a su lado en todo momento.

Ahora la revista Hola ha confirmado la peor de las noticias, y es que pese a las ganas que Álex tenía de superar su enfermedad, finalmente el cáncer le ha ganado la batalla.