REACCIÓN ANTE EL INFORME DE LA OMS

REACCIÓN ANTE EL INFORME DE LA OMS

El sector europeo de la carne considera "inapropiado" atribuir a un factor un mayor riesgo de cáncer

Este sector ha comunicado que es un tema "muy complejo" que puede depender de otros factores como "la edad, la genética, la dieta, el medio ambiente y el estilo de vida". La Federación Europea de Asociaciones de Industrias de la Carne (Clitravi) ha respondido al estudio publicado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer en el que informa de que la carne roja procesada puede causar cáncer.

Productos cárnicos
Productos cárnicos | EFE

El sector europeo de la carne ha considerado "inapropiado" atribuir "a un único factor" -en este caso el consumo de carnes procesadas o rojas- un mayor riesgo de cáncer y ha dicho que se trata de un tema "muy complejo" que "puede depender de una combinación de otros factores".

La Federación Europea de Asociaciones de Industrias de la Carne (Clitravi) ha reaccionado en un comunicado al estudio publicado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) en el que se indica que la carne procesada puede ser cancerígena para los humanos, mientras que la carne roja "probablemente" también lo es.

Para el sector cárnico europeo, no es apropiado atribuir a ese único factor el mayor riesgo de padecer cáncer, ya que depende de otros factores, como "la edad, la genética, la dieta, el medio ambiente y el estilo de vida". "No es un único grupo de alimentos específicos por sí mismo el que define los riesgos asociados con la salud, sino la dieta en su conjunto, junto con algunos otros factores", ha remarcado la asociación.

Por ello, ha rechazado "enérgicamente" la nueva clasificación realizada por la IARC, -organismo especializado de la Organización Mundial de Salud (OMS)-, que evaluó el riesgo carcinogénico de las carnes rojas y los productos cárnicos. Clitravi ha añadido que el sector europeo de la carne quiere ser "proactivo" y adelantarse con el fin de proporcionar "tantos detalles como sea posible" y servir de base a una completa fuente de información para que el consumidor obtenga "una mayor comprensión de la identificación de los peligros y la evaluación de los riesgos asociados".

Según dicha asociación, el estudio ha clasificado los productos cárnicos como grupo 1 "cancerígeno para los humanos", tras un programa de identificación de peligros "que no incluye evaluación de riesgos", lo que significa que "no ha tenido en cuenta la exposición real a las sustancias con relación a su potencial para causar cáncer".

Clitravi ha recomendado un "enfoque más global", teniendo en cuenta la "amplia gama" de productos cárnicos producidos en la Unión Europea "con valores nutricionales óptimos, que satisfacen las diferentes necesidades de los consumidores".

Según ha defendido, existe una "amplia evidencia científica" que demuestra los beneficios del consumo de carne dentro de una dieta saludable. "La carne y los productos cárnicos son una fuente esencial de nutrientes; una extraordinaria fuente de proteínas de alto valor biológico", además de aportar una buena cantidad de aminoácidos esenciales, de vitaminas del grupo B -como la vitamina B12 que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune- "y de minerales como el hierro", ha reiterado.

Por lo tanto, ha concluido que la carne y los productos cárnicos tienen un valor nutritivo "muy importante, difícilmente sustituible" por otros alimentos. Ha detallado que el consumo real de carne y productos cárnicos en la UE (24 g/día en promedio) es considerablemente inferior a lo que podría considerarse como ingesta diaria alta (más de 50 g/día). Por lo tanto, el sector europeo de carne ha aconsejado "mantener el actual consumo promedio de carnes y productos cárnicos, ya que como con cualquier otro alimento, un consumo excesivo nunca es apropiado".

Según Clitravi, durante "muchos años", el sector europeo de la carne ha estado trabajando, tanto en reformulación como en procesos de elaboración, para mejorar la composición nutricional y optimizar el valor nutritivo de los productos cárnicos con el fin de ofrecer, entre otros, productos con bajo contenido en sal y en grasa.

Además, el sector cárnico europeo, según esta asociación, cumple "estrictamente" los estándares legislativos y respeta los límites aplicables a los aditivos dentro del marco legal y está destinando "constantemente" recursos a innovación para reducir su uso y optimizar los procesos de fabricación y los ingredientes utilizados.

Clitravi representa a 3.000 empresas cárnicas en 28 países de la UE, según ha detallado en este comunicado que han firmado por parte española las asociaciones interprofesionales del porcino de capa blanca, del cerdo ibérico, del ovino y caprino y de la carne de vacuno.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.