SIN EFECTOS SECUNDARIOS GRAVES

SIN EFECTOS SECUNDARIOS GRAVES

Probado en ratones un fármaco que evita el crecimiento del cáncer de pulmón

Investigadores españoles logran probar en ratones un fármaco que bloquea y evita el crecimiento del cáncer de pulmón. Esta enfermedad representa uno de los cánceres más graves

Estudio desarrollado por investigadores españoles
Estudio desarrollado por investigadores españoles | antena3.com

Un grupo de investigadores españoles ha descifrado una de las rutas moleculares empleadas por las células de cáncer de pulmón y ha probado en ratones un fármaco que la bloquea y evita el crecimiento de este tumor, sin efectos secundarios graves.

Estas son las principales conclusiones de un estudio publicado en la revista científica Cancer Cell, que está liderado por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Esta investigación en ratones, para la que se han utilizado técnicas de imagen molecular -permiten hacer seguimiento del tratamiento sin sacrificar al animal-, lleva aparejada un ensayo clínico en humanos ya en marcha en una docena de pacientes, ha informado Antonio Maraver, primer firmante del artículo.

El cáncer de pulmón representa uno de los cánceres más graves -en España se registraron más de 20.000 defunciones en 2010- y, a pesar de los progresos en los últimos años, "todavía no se conocen con exactitud" los mecanismos que utilizan las células tumorales para crecer y diseminarse por el organismo, según el CNIO.

El grupo de Supresión Tumoral del CNIO liderado por Manuel Serrano ha identificado una de las rutas moleculares por las que una proteína, llamada Notch, regula la proliferación de las células del cáncer de pulmón.

Esta proteína se identificó en 2004 como un mediador muy importante en el desarrollo de las leucemias y a finales de la década pasada se descubrió que también participa en el desarrollo de cáncer de páncreas y de pulmón, lo que la ha convertido en un foco activo de investigación para combatir estas enfermedades.

La novedad de esta investigación, ha apuntado Maraver, es haber descubierto que esta proteína coopera con el oncogén Ras, que es clave en la formación de este tipo de tumores, y el haber comprobado que un fármaco ya existente también funciona en el cáncer de pulmón.

En este sentido, Maraver ha relatado que, a partir de la constatación de la relación entre Notch y Ras, se decidió analizar el efecto terapéutico en ratones de un tipo de fármacos experimentales que bloquean eficientemente Notch, llamados GSI. Para ello, se utilizó ratones modificados genéticamente previamente desarrollados por Mariano Barbacid, jefe del grupo de Oncología Experimental de este centro de investigación.

"Después de 15 días de tratamiento, los tumores de estos ratones dejaron de crecer sin efectos secundarios graves", ha aseverado Maraver, quien ha apuntado que, si bien aún este tipo de drogas están en fase experimental, el futuro del cáncer de pulmón pasa por la combinación de fármacos que ataquen vías concretas y distintas.

Los fármacos tipo GSI empezaron a desarrollarse hace más de 15 años cuando se pensaba que podían ser de utilidad para el alzhéimer.

A pesar de que se ha visto que no son eficientes para frenar esta enfermedad, el descubrimiento de que bloquean Notch ha despertado de nuevo su interés entre la comunidad científica, según Maraver.

Esta investigación en ratones está siendo acompañada por un ensayo clínico en humanos dirigido por Manuel Hidalgo, director del Programa de Investigación Clínica del CNIO, ha informado este centro.

"Ya hemos tratado a una docena de pacientes con un agente dirigido a bloquear esta proteína y, aunque todavía estamos ampliando el estudio, puedo avanzar que los resultados son muy prometedores", ha aseverado Hidalgo en una nota.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.