EN BUENAS MANOS

EN BUENAS MANOS

Antioxidantes, aquí y ahora

Aparecen diferentes artículos sobre antioxidantes. Me preocupé y lo estudié. No quiero pasar por alto este asunto que inquieta a los ciudadanos. Así que les diré que hablar de antioxidantes en general es un dislate como el hablar de antibióticos, anestésicos o neurolépticos: ¿cuáles?, ¿qué dosis?, ¿diseño experimental?, ¿target utilizado en el estudio?

EL BLOG DE NOE
La fruta, y su zumo, contienen gran cantidad de antioxidantes | Antena 3

Me fijé en los resultados de una investigación que estudiaba la influencia negativa en cáncer de dos antioxidantes de uso común, la vitamina E y la acetilcisteína. Pero he llegado a la conclusión de que en el cáncer los estudios son contradictorios y lo seguirán siendo mientras no se haga un estudio prospectivo a largo plazo y con una metodología mucho más rigurosa que la hasta ahora ensayada.

Por otro lado, la acetilcisteína se emplea a menudo en pacientes con EPOC, que normalmente han sido fumadores y, por tanto, tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. Así, el estudio sugiere que podría empeorar el cáncer. Otro despropósito, porque el uso de acetilcisteina en esta población no es constante y las dosis suelen ser bajas. Se debería buscar un grupo potencial de riesgo como lo son los atletas de élite, ya que entre el ochenta y el cien por cien la consumen en altas dosis anuales (no está considerado dopping y su seguridad y eficacia a dosis elevadas en esta población viene avalada por años en investigación). ¿Alguna vez se ha oído que mueran más de cáncer? La respuesta es negativa.

En cuanto al riesgo con vitamina E he observado que solo está demostrado en la enfermedad CV, a dosis altas, y en enfermos de alto riesgo.
En definitiva, los resultados de la carcinogénesis experimental no deben en ningún caso extrapolarse a la clínica de una forma alegre sin antes testarlos. Recordemos el antiguo caso de la sacarina. Son conclusiones precipitadas.

Quiero destacar dos de los antioxidantes más en boga, la CoQ y el resveratrol, que salen indemnes del mencionado estudio porque no han sido testados. Además, la CoQ no tiene resultados antineoplásicos, pero el resveratrol los tiene a raudales.

Para el Dr. José Sabán, Jefe de la Unidad de Diabetes y Patología Endotelial del Hospital Ramón y Cajal, el credo es no automedicarse, no confundir encontrarse bien con estar sano y realizarse un estudio exhaustivo a un paciente antes de someterle a un tratamiento con suplementos.

Según explica, existen indicaciones médicas precisas en las que no solo no están contraindicados sino muy indicados determinados antioxidantes, como es el caso de la CoQ en la Insuficiencia Cardíaca o en intolerantes a las estatinas, Vitamina E en la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) o el Alzheimer.

Cabe destacar que el sujeto fumador necesita un seguimiento pulmonar a largo plazo, incluso con scanner de baja radiación, independientemente de que tome o no antioxidantes. Y que si se toman suplementos, sean estos antioxidantes o no, hay que prefijar siempre periodos de descanso que pueden ser uno o dos días por semana, una semana al mes o un mes cada tres, según los casos.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.