EL ALCALDE ESTÁ IMPUTADO POR PRESUNTA CORRUPCIÓN

EL ALCALDE ESTÁ IMPUTADO POR PRESUNTA CORRUPCIÓN

El PSC llega a un pacto de gobierno con el PP y UDC en Tarragona

El alcalde de Tarragona ha señalado que se siente "ilusionado, contento y convencido" de "un pacto de optimistas y no ideológico; no es entre derechas, izquierdas y centro, sino de Tarragona". El popular, por su parte, ha reiterado que el acuerdo "interpreta a la perfección la voluntad de las urnas", ya que Tarragona "votó por la moderación, la centralidad, la madurez y el tarragonismo".

El alcalde de Tarragona, el portavoz popular y su homólogo de UDC
El alcalde de Tarragona, el portavoz popular y su homólogo de UDC | EFE

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC); el portavoz popular, Alejandro Fernández; y su homólogo de UDC, Josep Maria Prats, han coincidido en calificar el pacto de gobierno firmado en esta localidad como "no ideológico", sino "de ciudad".

El pacto se basa en siete ejes, encabezados por la atención social y se ha escenificado en la histórica Casa Canals con la presencia de los concejales de los partidos firmantes -algunos, también, de otros municipios- y del subdelegado del Gobierno, Jordi Sierra. Ballesteros ha señalado que se siente "ilusionado, contento y convencido" de "un pacto de optimistas y no ideológico; no es entre derechas, izquierdas y centro, sino de Tarragona".

El alcalde se ha mostrado abierto a "compartirlo con todos los que quieran, pero que señalen soluciones y no problemas". El popular Alejandro Fernández ha reiterado que "interpreta a la perfección la voluntad de las urnas", ya que Tarragona "votó por la moderación, la centralidad, la madurez y el tarragonismo".

También ha señalado que "quien no se sienta en esta mesa es porque no ha querido, no seremos nosotros los que no queramos sumar". Por su parte, el concejal de UDC, Josep Maria Prats -con grupo municipal propio formado solo por él tras abandonar el grupo de CiU, que queda con dos- ha remarcado que "no es un pacto de sillas". El pacto lo avaló ayer una tensa ejecutiva local del PSC y ya no pasará a votación de la militancia en la asamblea que se celebrará este viernes, tal como pedía un sector del partido.

También lo avaló por unanimidad una plácida ejecutiva de Unió y, en el caso de los populares, lo refrenda la cúpula autonómica. Ballesteros y Fernández han desvinculado el pacto de las negociaciones de gobierno central y del rechazo de los tres partidos firmantes al proceso independentista y lo han centrado en los grandes proyectos de ciudad. Los futuros Juegos del Mediterráneo Tarragona 2017 son la piedra angular, pero también desarrollar el Plan Estratégico Tarragona 22 o desencallar asuntos históricamente bloqueados, como abrir la ciudad al mar y dar uso a edificios vacíos, como el Banco de España.

El PP asumirá las carteras de Turismo, Vía Pública y Deportes; Fernández será primer teniente de alcalde y presidente de las empresas municipales de Aparcamientos y la Funeraria y Unió ostentará Cultura, si bien el PSC conservará Patrimonio. Fernández ha asegurado que es un "pacto innovador" porque "no hay áreas determinadas, sino hay un área compartida. Será un único partido por Tarragona".

A preguntas de los periodistas sobre los posibles efectos del caso Inipro, en el que Ballesteros está investigado por un supuesto caso de corrupción, el popular ha afirmado que "no creo que el alcalde sea un corrupto". Por su parte, el alcalde no ha querido pronunciarse "por respeto a la justicia", se ha mostrado convencido de que acabará el mandato y no ha querido desvelar si se presentará a las siguientes elecciones municipales.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.