11.000 MILLONES MÁS QUE EN ABRIL

11.000 MILLONES MÁS QUE EN ABRIL

La deuda española con el BCE se dispara a los 53.047 millones de euros

La banca española incrementó su deuda con el BCE en 11.000 millones y sitúa el total en 53.047 millone, el segundo mayor nivel en 2011.

En la imagen, unos billetes de euro
En la imagen, unos billetes de euro | EFE

La deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) repuntó en mayo hasta los 53.047 millones de euros, lo que supone casi 11.000 millones de euros más que en abril, y marca el segundo mayor nivel en lo que va de año, según datos del Banco de España.

La financiación que las entidades obtienen del BCE ha repuntado por segundo mes consecutivo y supone el 15,85% de los préstamos que el instituto emisor concede al resto del Eurosistema. En concreto, la financiación a las entidades europeas se situó en mayo en 334.784 millones, un 4,4% más respecto a abril, que se traduce en unos 14.000 millones de euros más.

Los analistas consultados aseguran que este repunte de las peticiones de liquidez al BCE responden a un movimiento de anticipación por parte de las entidades ante el temor de que las condiciones de financiación en el mercado empeoren.

Soledad Peyón, de IG Markets, recuerda que la última emisión por parte del Banco Santander no obtuvo el mismo respaldo que en anteriores operaciones, lo que ha reavivado el temor sobre nuevas dificultades para colocar la deuda. A esta situación ha contribuido también el continuo repunte del diferencial de los bonos españoles.

Estos datos representan el saldo vivo que las entidades residentes en España tienen pendiente de devolver al BCE como consecuencia de la financiación que el instituto emisor les ha concedido previamente, y supone una media de las operaciones diarias que se realizan durante el mes.

La deuda marcó su nivel más alto en julio de 2010, cuando superó los 130.200 millones de euros, pero desde las entidades han reducido sensiblemente sus peticiones de liquidez. 

Entre los principales motivos que explican esta relajación también se encuentra el hecho de que algunas entidades españolas hayan comenzado a operar de forma muy activa en las denominadas Cámaras de Contrapartida, que actúan como garante de las operaciones que se realizan entre las entidades financieras. Estas operaciones minimizan riesgos, ya que la propia cámara exige garantías a las entidades que intervienen en la operación. 

Los expertos aseguran que operar a través de las cámaras dinamiza los mercados y ha permitido a las entidades españolas compensar la falta de liquidez al generar más confianza en los inversores.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.