DÉCIMA CORRIDA DE LA FERIA DE ABRIL

DÉCIMA CORRIDA DE LA FERIA DE ABRIL

Hastío y mansedumbre en la Maestranza

Pocas opciones tuvieron los tres toreros frente a una corrida mansa de Fuente Ymbro, tornando una tarde de expectación en un profundo hastío, este miércoles en Sevilla. Corrida no apta para hacer el toreo.

Miguel Ángel Perera
El diestro Miguel Ángel Perera durante la faena a su primer enemigo. | EFE

La tarde fue un bostezo infinito. Sólo el encastado primero tuvo buena condición, aunque, al fallarle las fuerzas, al final tampoco resultó. Pero la gran ausencia en éste fue más que nada del torero.

El toro blandeó en los dos primeros tercios, aunque viniéndose arriba en la muleta. Tejela prologó con un cambio por detrás y dos muletazos por arriba. Y cuando parecía que iba haber buena conjunción entre toro y torero estando la faena por naturales, se notó mucho la falta de apreturas. Tejela lo hizo todo muy despegado. Descruzado en el cite y "escupiendo" las embestidas hacia fuera, aquello no trascendía.

Y eso que el toro fue siempre a más. A pesar de su falta de fuerzas tomaba la muleta con celo y humillado. Pero se impuso la vulgaridad de los pases, cien pases, sin sentimiento ni ajuste. La estocada, sí, fue una gran estocada. El cuarto fue un toro parado y sin fondo. Revoltosillo a principio de faena, sin embargo, se paró enseguida. No podía el animal con el rabo, sin aliento, y eso que en el caballo apenas se le había picado. Tejela le sacó los muletazos de uno en uno, muy espaciados. Nada de nada.

Perera sorteó dos toros que no sirvieron ni para estar mal, que ya es decir. No obstante la apuesta del torero fue más que notable, por disposición y capacidad, y en ambos trasteos. Estuvo en la puerta de chiqueros para recibir a su primero con una larga cambiada que hubo de resolver en cuerpo a tierra cuando el animal se le paró echándosele encima sin atender "el toque". De pie lanceó a la verónica con buen estilo. Y todavía se lució en un quite por saltilleras. Pero con la muleta no fue posible.

Talavante lanceó con elegancia a su primero, otro toro en el límite de la invalidez. Se acopló pronto con la muleta, y la faena llegó a tomar altura en las dos primeras series a derechas. Apuntaba el toro buen son cuando de pronto, al intentar torearle por naturales, "cantó la gallina", yéndose a la querencia de tablas. Allí, algún pase suelto, pero no valió la pena. Talavante, que lo poco que hizo le salió muy bien, terminó cortando por lo sano. El sexto salía ya frenándose en el capote. Berreón, sin ánimo de pelea, se estrelló un par de veces en la muleta, señal de que topaba más que embestía. Talavante otra vez optó por la brevedad.

FICHA DEL FESTEJO
Toros de Fuente Ymbro, el quinto como sobrero, bien presentados pero blandos, mansos y apagados. El único que tuvo fondo, a pesar también del defecto de las pocas fuerzas, el primero.
Matías Tejela: buena estocada (ovación); y metisaca, pinchazo y estocada (silencio).
Miguel Ángel Perera: pinchazo, otro hondo y descabello (ovación); y pinchazo, casi entera y descabello (silencio).
Alejandro Talavante: dos pinchazos, estocada corta y atravesada, y descabello (silencio); y estocada (silencio).
La plaza tuvo más de tres cuartos de entrada en tarde soleada.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.