SEGÚN UN ESTUDIO DE LA ESCUELA DE MEDICINA MOUNT SINAI

SEGÚN UN ESTUDIO DE LA ESCUELA DE MEDICINA MOUNT SINAI

¿Podría la marihuana frenar el desarrollo del sida?

Según un estudio de la Escuela de Medicina Mount Sinai de Nueva York, determinados componentes de la marihuana podrían inhibir la multiplicación del VIH en su última etapa actuando sobre los receptores virales.

Más de trescientos kilos de marihuana escondidos en pleno parque natural de Sierra Nevada
Más de trescientos kilos de marihuana escondidos en pleno parque natural de Sierra Nevada | Guardia Civil

La marihuana medicinal se prescribe hoy en día para pacientes cuyas enfermedades van acompañadas de pérdidas de apetito y peso, dolores crónicos y otros síntomas que afectan a enfermos de cáncer o en las etapas finales del sida. Según el estudio realizado por Mount Sinai Medicine School componentes de la marihuana podrían retardar o incluso impedir el desarrollo del sida en su etapa terminal.

En el estudio realizado, los científicos encontraron que "los receptores cannabinoides CB1 y CB2 podían influir en la propagación del virus", según la revista PLos One. Los receptores CB1 son los responsables de la euforia y de los efectos anticonvulsivos de la marihuana, sin embargo, los de tipo CB2 se encuentran casi exclusivamente en el bazo y son los responsables de la acción antiinflamatoria.

Comprender esto supone para los científicos una clave para poder llegar a desarrollar nuevos medicamentos para combatir, o al menos retrasar, el desarrollo del sida.

Según Cristina Costantino, una de las principales autoras del estudio, "sabíamos que los fármacos cannabinoides como la marihuana pueden tener un efecto terapéutico en pacientes con sida, pero no entendíamos cómo influían en la propagación del virus en sí mismo. Queríamos explorar los receptores de cannabinoides como diana para las intervenciones farmacéuticas que tratan los síntomas de la última etapa del sida y prevenir la progresión de la enfermedad sin los efectos secundarios indeseables de la marihuana medicinal".

El VIH en la fase terminal infecta células inmunes activas que se encuentran en reposo. Según el estudio, al tratar esas células con un 'cannabinoide agonista', procedente de la marihuana, que desencadena CB2, se puede bloquear el proceso y suprimir la infección de las células inmunes infectadas por el VIH.

Según ha comentado Constantino, en el estudio hallaron que "el desarrollo de un medicamento que dispara sólo CB2 como tratamiento adyuvante a la medicación antiviral estándar podría ayudar a aliviar los síntomas de la etapa tardía del sida y prevenir la propagación del virus".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.