SEGÚN CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD DE WISCONSIN-MADISON, EN ESTADOS UNIDOS

SEGÚN CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD DE WISCONSIN-MADISON, EN ESTADOS UNIDOS

Hallan una forma de crear células musculares a partir de células madre

Un grupo de científicos en Estados Unidos halla la manera de generar células musculares esqueléticas y progenitoras a partir de células madre humanas. Este método podrá aliviar en gran medida el sufrimiento humano.

Las células que investigan en Kioto
Imagen de células madre | The Independent

Un grupo de investigación de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, ha descubierto una nueva manera de hacer grandes concentraciones de células musculares esqueléticas y progenitoras musculares a partir de células madre humanas, según publica la revista 'Stem Cells Translational Medicine'.

El nuevo método podría ser utilizado para generar un gran número de células musculares y células progenitoras directamente a partir de células madre pluripotentes humanas. Estas células madre, tales como las embrionarias (ES, por sus siglas en inglés) o células madre pluripotentes inducidas (iPS, en sus siglas en inglés), se pueden convertir virtualmente en cualquier célula adulta en el cuerpo.

Buscan generar un gran número de células musculares y células progenitoras

Adaptando un método utilizado anteriormente para fabricar células cerebrales, Masatoshi Suzuki, profesor asistente de Ciencias Biológicas Comparativas en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, dirigió esas células madre universales para que se conviertan tanto en células musculares adultas como en progenitoras musculares.

La nueva técnica hace crecer las células madre pluripotentes como esferas flotantes en altas concentraciones de dos factores de crecimiento, factor 2 de crecimiento de fibroblastos y factor de crecimiento epidérmico. Estos factores de crecimiento "instan" a las células madre a convertirse en células musculares.

"Los investigadores han estado buscando una manera fácil de diferenciar eficazmente células madre en células musculares que sean admisibles en la clínica", destaca Suzuki. La novedad de esta técnica es que genera un mayor número de células madre de músculo sin necesidad de utilizar la modificación genética, que se requiere en los métodos existentes para la fabricación de las células musculares.

"Se han usado muchos otros protocolos para aumentar el número de células dirigidas a convertirse en musculares", afirma el coautor Jonathan Van Dyke, becario postdoctoral en el laboratorio de Suzuki. "Lo interesante sobre el nuevo protocolo es que evitamos algunas técnicas que podrían impedir aplicaciones clínicas. Creemos que este nuevo método ofrece una gran promesa para aliviar el sufrimiento humano", agrega.

El año pasado, Suzuki demostró que los trasplantes de otro tipo de células madre humanas mejoraron algo la supervivencia y la función muscular en ratas modelo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA). También conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, la ELA destruye los nervios y provoca una pérdida de control muscular. Las células progenitoras musculares generadas con el nuevo método de Suzuki podrían potencialmente desempeñar un papel similar pero con mayor efecto.

La nueva técnica también se puede utilizar para hacer crecer células musculares a partir de células iPS de pacientes con enfermedades neuromusculares como ELA, atrofia muscular espinal y distrofia muscular. Por lo tanto, la técnica podría producir células musculares adultas en un plato de laboratorio que aplicar en enfermedades genéticas.

"Esperamos proporcionar un recurso para quienes exploran enfermedades neuromusculares"

Estas células podrían usarse como una herramienta para el estudio de estas enfermedades y el cribado de compuestos de potenciales fármacos, según Suzuki. "Nuestro protocolo puede trabajar de muchas maneras, por lo que esperamos que proporcione un recurso para las personas que están explorando enfermedades neuromusculares específicas en el laboratorio", agrega.

El nuevo protocolo incorpora una serie de ventajas: las células se cultivan en suplementos definidos sin productos de origen animal, como suero bovino, mejorando la seguridad clínica de las células madre de músculo, y cuando se cultivan como esferas, las células crecen más rápido que con las técnicas anteriores.

En tercer lugar, del 40 al 60 por ciento de las células cultivadas usando el proceso son células musculares o células progenitoras musculares, una alta proporción en comparación con las técnicas no genéticas tradicionales de generación de células musculares a partir de ES humanas y células iPS.
Suzuki y su equipo esperan que mediante la manipulación aún más del ambiente químico de las esferas de las células madre puedan aumentar ese número de células, facilitando todavía más el camino hacia el tratamiento humano.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.