NO AFECTA AL RENDIMIENTO

NO AFECTA AL RENDIMIENTO

Un estudio constata que la cerveza podría se compatible con el deporte

Según informa el Centro de Información Cerveza y Salud, un estudio que trata sobre los hábitos de consumo de bebidas con contenido alcohólico de los deportistas, algunas bebidas con una baja graduación como la cerveza, puede ser compatible con el deporte sin afectar al rendimiento. La investigación relaciona los hábitos de consumo e ingesta de líquidos entre deportistas profesionales, aficionados y personas que no realizan actividad física.

Las bebidas con baja graduación como la cerveza, no afectan al rendimiento del deportista
Cerveza | Getty

La ingesta moderada de bebidas de bajo contenido alcohólico como la cerveza podría ser compatible con el deporte sin afectar a su rendimiento, según constata un estudio presentado hoy en la Universidad de Navarra en su Día del deporte.

Según han informado en un comunicado el centro académico y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), se trata de la primera investigación sobre los hábitos de consumo de bebidas con contenido alcohólico de los deportistas y en ella se concluye que la cerveza puede incluirse en la dieta habitual de los deportistas.

El estudio ha sido dirigido por el cardiólogo Juan Antonio Corbalán, especialista en fisiología del ejercicio y exbaloncestista profesional, del Instituto de Rehabilitación Funcional y Ciencias Aplicadas al Deporte de La Salle, junto con Javier Marco y Cristina Fernández, del hospital Clínico San Carlos de Madrid.

El objetivo del estudio era tratar de determinar, a través de diferentes encuestas, la relación que pueda existir entre la práctica deportiva, en sus diferentes grados, con los hábitos de vida saludables y, en este caso, con la ingesta de líquidos distintos al agua, como las bebidas fermentadas de bajo contenido alcohólico como cerveza, vino o sidra y otras bebidas de contenido alcohólico más elevado.

La investigación relaciona por primera vez los hábitos de consumo e ingesta de líquidos entre deportistas profesionales, aficionados y una muestra homogénea de personas que no realizan actividad física apreciable.

Sin embargo, a pesar de las diferencias de actividad deportiva entre los tres grupos estudiados, según el estudio, la cerveza es la bebida con contenido alcohólico consumida de forma moderada por todos los participantes después de la realización del ejercicio físico.

Al respecto, el doctor Corbalán ha recalcado que los hábitos de normalización en el deporte profesional son posibles, haciendo hincapié en la importancia de compaginar el rendimiento deportivo con hábitos de vida saludables. "El simple hecho de poder salir de vez en cuando con tu familia o tus amigos a tomar el aperitivo y compartir unas cañas debe ser la norma, no la excepción ya que no se debe identificar exclusivamente al deportista como una mera fuente de obtener resultados deportivos", ha indicado

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.