Casi una década después, la actriz Scarlett Johansson, que estrenará en unos meses la película en solitario de 'Viuda Negra', ha hablado sobre sus relaciones sentimentales en el pasado, y hablando de su primer matrimonio junto a Ryan Reynolds. Lo ha hecho en una entrevista para Vanity Fair.

"La primera vez que me casé tenía 23 años y claramente no entendía el matrimonio. Puede ser que, de alguna manera, tuviera una idea romántica de ello. Ahora estoy en otro punto de mi vida, siento que estoy en una situación en la que puedo tomar decisiones de forma más activa. Estoy mucho más presente que antes". Así, parece que Scarlett achaca el fracaso de su matrimonio a la inexperiencia al casarse a una edad tan temprana.

Aunque tras su divorcio ninguno de los dos ha criticado a su ex cónyuge, lo cierto es que ya en 2016 la actriz dio a entender que la competitividad en la pareja con respecto a sus carreras en Hollywood había tenido algo que ver en el fracaso de su matrimonio. "Vivir con otro actor es complicado. Tiene que haber un entendimiento real de cómo compartes tu tiempo, especialmente cuando las carreras de las dos personas van al mismo ritmo. O incluso si una persona tiene más éxito que la otra se puede convertir en un reto. Ahí es cuando todo se hace competitivo".

Con el tiempo, ambos han rehecho sus vidas. El intérprete de 'Deadpool' junto a la también actriz Blake Lively, con la que tienen tres hijas, y Scarlett Johansson está a punto de casarse con el cómico de 'Saturday Night Live' Colin Jost tras haber estado casada antes con Romain Dauriac, con quien tiene una hija.

Seguro que te interesa:

Ni rastro de Ryan Reynolds: La drástica decisión de Blake Lively en Instagram