En muchas ocasiones el cine no es lo que parece, y es que aunque en la gran pantalla estemos viendo algo que parece completamente real, la verdad es que no lo es. Estos grandes resultados se deben, en algunos casos, al gran trabajo de caracterización que hace el equipo de maquillaje.

A veces, estas caracterizaciones son muy obvias, cuando se trata de un cambio radical, pero hay otras que prácticamente son imperceptibles y creíbles. Este segundo caso es lo que le pasó a Demi Moore en la película que protagonizó en 1988 'La séptima profecía'.

En la cinta Moore interpreta a una mujer embarazada pero no solo le pusieron falsa la barriga de mentira, también los pezones eran falsos. Así, lo ha revelado ahora la intérprete publicando una explícita imagen, que puedes encontrar en el vídeo de la noticia, donde aparece desnuda mientras la caracterizaban.

Un descubrimiento que no muchos sabían como es el caso de su propia hija, Rumer Willis, quien le ha contestado diciendo: "Dios mio, jajaja, pensé que esto era real".

Seguro que te interesa:

"Me quedé sin trabajo": Julia Roberts confiesa que fue despedida de 'Pretty Woman' pero fue un alivio para ella