Las bromas de Ryan Reynolds a sus compañeros de rodaje son ya típicas y de lo más comentadas, sin embargo, el año pasado el actor pudo vivir en sus propias carnes lo que se siente cuando la victima de una mofa es uno mismo. Como ya te contamos, los encargados de esta venganza fueron Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, pues consiguieron que su amigo fuera el único asistente de una fiesta que vestía un jersey navideño.

El momento fue digno de ser recordado, por lo que lo inmortalizaron con una foto que más tarde subieron a las redes sociales y se hizo viral en poco tiempo. Este año el retrato se ha repetido pero con Hugh Jackman como protagonista, tal y como te contamos en el vídeo de arriba.

Pero... ¿sabías que detrás de todo esto ha surgido algo muy emotivo? Hablamos del proyecto que encabezará hasta el 25 de diciembre el actor que interpreta a Deadpool en la gran pantalla, con el que pretende que personas de todo el mundo recauden fondos para que los niños hospitalizados puedan disfrutar de la Navidad y vestir un jersey como el suyo y el de su compañero que da vida a Lobezno. El aliado perfecto para que esta idea coja forma ha sido la fundación SickKids.

Esta organización sin ánimo de lucro ha sido la encargada de anunciar el proyecto mediante un post de Instagaram en el que se dice: "cada historia navideña merece un final mágico. Ayuda a Ryan Reynolds a ayudar a SickKids: todas las donaciones hechas en el momento que llegue Papá Noel serán igualadas por él mismo. Pincha en nuestra biografía para donar".

Seguro que te interesa:

¿Lobezno y Deadpool juntos? La imagen de Hugh Jackman y Ryan Reynolds que cumple todos los deseos de sus fans