Los actores muchas veces establecen fuertes vínculos de amistad entre ellos cuando realizan juntos una película, incluso hay veces que son el resultado de una gran amistad que dura para siempre.

Por eso cuando se producen muertes inesperadas en el firmamento del séptimo arte suponen fuertes golpes para aquellos que habían establecido fuertes vínculos.

Esto mismo le sucedió a Jake Gyllenghaal con la desaparición de Heath Ledger, un hecho que conmocionó al mundo entero y de una manera muy particular al actor.

Ambos protagonizaron la película 'Brokeback Mountain' en la que daban vida a dos vaqueros que se enamoran, película que fue un éxito y que les proporciono la ovación de la crítica.

Ahora Gyllenghaal se encuentra en plena promoción de su última película 'Southpaw', y aprovechando la ocasión ha explicado en una entrevista, según informa Entertainment Weekly, como se sintió sobre la pérdida de su gran amigo.

"Lo extraño como ser humano y echo de menos trabajar con él. Lo que es una cosa lamentable es que ya no podremos ver la belleza de su expresión. Era increíblemente especial y eso ni siquiera se acerca a resumir quién es, quién era".

Tras esto, el actor reconoció que la pérdida de Ledger le hizo replantearse su trabajo: "Intento tener relaciones que sean tan reales como sea posible en un set de rodaje, ser cercano a la gente porque creo que es precioso".

"Sé, no sólo que esta carrera puede terminar de repente y que puede pasar esto o aquello, sino que la vida es valiosa. Perder a Heath te hace apreciar eso y, afortunadamente, te aleja de las cosas que no importan".