Se Estrena » Noticias

"Hemos hecho el ridículo en frente de nuestros hijos y del mundo"

Aaron Sorkin pide perdón a su hija en esta emotiva carta tras la victoria de Donald Trump

El guionista de Hollywood ha sido una de muchas personalidades en mostrar su rechazo y frustración tras el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, pero lo ha hecho a través de una carta que está emocionando al mundo.

Aaron Sorkin, Oscar al mejor guión adaptado

Gtres Aaron Sorkin, Oscar al mejor guión adaptado

Publicidad

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 10.11.2016 18:10

Aaron Sorkin ha publicado en Vanity Fair una sentida carta a su hija de 15 años y su mujer para inspirar al mundo tras la victoria de Donald Trump sobre Hillary Clinton en la lucha por la presidencia estadounidense. Aquí puedes leerla completa.

"Chicas Sorkin,

El mundo ha cambiado esta noche de tal manera que no he podido protegernos. Es un sentimiento horrible para un padre. No voy a endulzar esto; es verdaderamente horrible. No es que sea precisamente la primera vez que mi candidato no gana (de hecho es la sexta) pero esta es la primera vez que pasa con un cerdo absolutamente incompetente de ideas peligrosas, un severo problema psiquiátrico y ningún conocimiento del mundo ni curiosidad por él.

Y no es solo Donald Trump quien ha ganado, sino también sus votantes. El [Ku Klux] Klan ha ganado. Nacionalistas blancos. Sexistas, racistas y bufones. Jóvenes hombres blancos enfadados que piensan que la música rap y el Cinco de Mayo son amenazas para su modo de vida (o la razón para su estilo de vida) tienen ahora un motivo para celebrar. Hombres que no tienen ningún derecho a llamarse así y que piensan que las mujeres que aspiran a más que estar buenas son estridentes, feas y en cualquier caso dignas de nuestro desprecio en vez de nuestra admiración han dado un golpe para todos los imbéciles misóginos en el mundo. Se ha dado esperanza al odio. La estupidez absoluta se ha glamourizado convirtiéndola "la refrescante voz de alguien de fuera" que va a "agitar las cosas". (¿Se ha molestado alguien en preguntar cómo? ¿Va a reasignar los sitios de las sillas en la Sala Roosevelt?) Durante los próximos cuatro años, el Presidente de los Estados Unidos, el mismo cargo compartido por Washington y Jefferson, Lincoln y Teddy Roosevelt, F.D.R., J.F.K. y Barack Obama, será ocupado por un hombre infantil que pasará las horas ejecutando una venganza en Twitter contra todos los que lo han criticado (y esos números serán legiones). Hemos hecho el ridículo en frente de nuestros hijos y del mundo.

Y el mundo no ha tardado en reaccionar. [La compañía] The Dow ha perdido 7.000 puntos en una noche. Los economistas predicen una profunda y larga recesión. Nuestros aliados de la OTAN están en un estado de legítimo miedo. Y hablando de miedo, los americanos musulmanes, mexicanos americanos y afroamericanos están temblando en sus zapatos. Y tendríamos razón en notar que la mayoría de los fans de Donald Trump no son tampoco fans de los judíos. ¿Qué no daríamos ahora mismo por cambiar esta pequeña fracción de hombre por Richard Nixon?

Así que, ¿qué hacemos?

En primer lugar, recordamos que no estamos solos. Cien millones de personas en América y un billón más alrededor del mundo se sienten exactamente igual que nosotros.

En segundo lugar, salimos de la cama. Los seguidores de Trump quieren ver a gente como nosotros (judíos, "élites costeras", educados, progresistas sociales, Hollywood...) llorando y lamentándose y hablando de mudarse a Canadá. No les daré esa satisfacción y tú tampoco. Esto es lo que hacremos...

...vamos a luchar jodidamente fuerte. (Roxy, hay un momento para este tipo de lenguaje y es ahora). No estamos impotentes ni sin voz. No tenemos la mayoría en la Casa Blanca o el Senado pero tenemos representantes. También es bueno recordar que la mayoría de los miembros del propio partido de Trump piensan exactamente igual que nosotros sobre él. Nos aseguramos de que la gente que enviamos a Washington -incluyendo a Kamala Harris- canaliza nuestra fuerza y nunca se toman el día libre.

Nos involucramos. Hacemos lo que podamos para luchar contra la injusticia en cualquier sitio que la veamos, ya sea extendiendo un cheque o arrimando el hombro. Nuestra familia está afortunadamente más aislada de los efectos de la presidencia de Trump, así que luchamos por aquellas que no lo están. Peleamos por que las mujeres conserven su derecho a elegir. Luchamos por la Primera Enmienda y luchamos sobre todo por la igualidad, no por la garantía de resultados iguales sino por igualdad de oportunidades. Nos alzamos.

América no ha dejado de ser América y no hemos dejado de ser americanos, y esto es lo que pasa con los americanos: nuestros días más oscuros siempre, siempre, han estado seguidos por nuestros mejores momentos.

Roxu, sé que mis predicciones te han decepcionado en el pasado, pero personalmente, no creo que este hombre pueda sobrevivir un año sin cometer un crimen irrefutable. Si consiguiera apañárselas siendo un imbécil de boquilla sin ir en contra de la ley durante cuatro años, sobreviviremos esos cuatro años. Y dentro de tres años lucharemos con uñas y dientes por nuestro candidato y ganaremos y ellos perderán y esta vez perderán para siempre. Cariño, será tu primer voto.

La batalla no ha acabado, no ha hecho más que comenzar. El abuelo luchó en la Segunda Guerra Mundial y cuando volvió a casa este país le brindó la oportunidad de construir una gran vida para su familia. No le entregaré a su nieta un país forjado por un hombre lleno de odio y estupidez. Tus lágrimas de anoche me despertaron, y nunca más me dormiré por ti.

Con amor,

Papá".

Publicidad