una imagen tan llamativa como peligrosa

una imagen tan llamativa como peligrosa

La oruga procesionaria incrementa su número por el aumento de las temperaturas

Las orugas de la procesionaria poseen pelos urticantes que liberan cuando se sienten amenazadas, lo que produce reacciones alérgicas e inflamatorias a quienes las tocan o se acercan demasiado. En el caso de animales domésticos, mayoritariamente perros, llegan incluso a generar necrosis en los tejidos de la boca que pueden provocar amputaciones parciales de la lengua. Entre humanos, el contacto con las procesionarias del pino pueden producir excepcionalmente reacciones alérgicas con afectación generalizada: cutánea, respiratoria y malestar general.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.