Ingredientes (4p.)

600 g de almejas

1 cebolleta

2 dientes de ajo

100 ml de txakoli

1 trozo de pan

1 cucharada de harina

aceite de oliva virgen extra

sal

2 cucharaditas de pimentón dulce

1 cucharadita de pimentón picante

perejil

Elaboración:

Pon agua en un bol y sazónala. Agrega las almejas y déjalas a remojo durante 15 minutos (como mínimo) para eliminar cualquier resto de suciedad o arena que puedan tener.

Con un cuchillo de sierra corta 8 rebanadas de pan y colócalas en una bandeja. Mezcla en una jarra 200 ml de agua, un chorrito de aceite y una cucharadita de pimentón dulce y otra de pimentón picante. Riega las rebanadas de pan con la mezcla y dales la vuelta para absorban bien todo el líquido.

Escúrrelas bien presionándolas con las manos y colócalas en una bandeja apta para el horno cubierta con papel de hornear. Espolvoréalas con la otra cucharadita de pimentón dulce y cúbrelas con otro papel de hornear. Pon encima otra bandeja de horno de manera que queden bien presionadas. Introduce las bandejas en el horno y hornea el pan a 200ºC durante 15. Pasado este tiempo retira la bandeja superior y hornéalo durante 15 minutos más.

Pela los ajos y la cebolleta y pícalos en daditos. Ponlos a rehogar en una tartera con un chorrito de aceite. Añade la harina y cocínala un poco. Vierte el txakoli y 150 ml de agua. Espolvorea la salsa con un poco de picado picado. Escurre las almejas y agrégalas. Tapa la tartera y espera a se abran.

Sirve las almejas y decora los platos con las tejas de pimentón.

Consejo:

Si alguna almeja no se abre es conveniente retirarla ya que puede indicarnos que está muerta o en mal estado.