Ingredientes (4p.):

4 patatas

4 huevos

4 lonchas de bacon

60 g de queso rallado

2 tomates

1 cebolleta

1 diente de ajo

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Perejil

Elaboración:

Extiende un trozo de papel de aluminio, vierte un chorrito de aceite, coloca una patata encima y sazónala. Envuélvela con el papel de aluminio. Repite el proceso con el resto de patatas y colócalas en una fuente apta para el horno. Hornéalas a 180º C durante 45-50 minutos.

Paso este tiempo retira la bandeja del horno y deja templar. Con cuidado de no quemarte, retira el papel de aluminio. Corta la parte superior de las patatas y vacíalas con ayuda de un sacabolas con cuidado de no romperles la piel. Pon la pulpa de la patata en un bol, sazona y aplástala bien.

Retira la corteza y la ternilla de las lonchas de bacon y pícalas en dados. Rehógalos en una sartén sin nada de aceite. Retira, escúrrelos bien e incorpóralos al bol donde está la pulpa de las patatas. Añade un poco de perejil picado y mezcla bien. Rellena las patatas (dejando un hueco en el centro de cada una para colocar los huevos).

Calienta agua en una cazuela. Agrega los huevos y escálfalos durante 2 minutos. Retira y escúrrelos bien.

Coloca un huevo en el centro de cada patata y espolvoréalos con una buena porción de queso. Introduce las patatas en el horno y gratínalas.

Pela los tomates, córtalos en rodajas gruesas y extiéndelas sobre una fuente. Pela y corta la cebolleta en juliana fina y agrégala. Pela y pica el diente de ajo finamente e incorpóralo. Sazona y adereza con un buen chorro de aceite.

Sirve las patatas y acompáñalas con la ensalada de tomate.