Ingredientes (2 p.):

2 rebanadas de pan de molde

6 lonchas de jamón cocido ahumado

2 huevos frescos

15 g de mantequilla

pimienta

perejil

Para la salsa holandesa:

3 yemas de huevo

150 g de mantequilla

1 cucharada de zumo de limón

una pizca de sal

Elaboración:

Para hacer la salsa holandesa hay que clarificar la mantequilla. Para ello funde la mantequilla (150 g) en un cazo. Deja que se temple un poco y pásala a un bol, dejando en el cazo el suero de la mantequilla que se acumula en el fondo.

Pon las yema de huevo, el de zumo de limón y una pizca de sal en un vaso batidor. Vierte la mantequilla clarificada poco a poco y bate los ingredientes con la batidora eléctrica hasta que emulsionen. Reserva la salsa holandesa.

Derrite los 15 gramos de mantequilla en una sartén y tuesta las rebanadas de pan por los dos lados. Resérvalas.

Fríe las lonchas de jamón de 3 en tres en la misma sartén. Resérvalas.

Unta las rebanadas de pan con un poco de salsa holandesa y coloca tres lonchas de jamón sobre cada tostada.

Pon a calentar agua en un cazo. Cuando empiece a hervir, baja un poco la intensidad del fuego. Casca un huevo y colócalo sobre un colador o espumadera, de manera que escurran un poco y eliminar la parte más acuosa. Vierte el huevo en el cazo y repite el proceso con el otro huevo. Escálfalos durante 2-3 minutos. Retíralos con una espumadera y escúrrelos bien sobre un plato absorbente de cocina.

Coloca un huevo sobre cada tostada con jamón y pon encima de cada uno una pequeña porción de salsa holandesa. Introdúcelas en el horno y gratínalas en el horno durante 2 minutos. Retira y aderézalas con un poco de pimienta y adórnalas con unas hojas de perejil.

Requisitos huevo escalfado:

- huevo fresco

- se puede colar sobre un colador y así eliminar la parte más líquida

- El agua tiene que estar caliente pero sin llegar a hervir: tres minutos a 80 ºC

La salsa holandesa es una emulsión de mantequilla con zumo de limón y yema de huevo.

Requisitos

- yema cruda y no muy fría