El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, siempre pensó que la repetición de elecciones generales era una posibilidad probable viendo el panorama político. Considera que desde el principio estaba claro que el pacto entre PSOE y Podemos no era posible. Para Revilla entre ambos partidos "hay diferencias muy importantes". "Podemos no es un partido homogéneo, hay 4 portavoces y no todos tienen las mismas ideas", destaca.

Considera que hay temas delicados como el 'brexit', o la sentencia del 'procés' que se conocerá en octubre en los que es importante que el Gobierno no tenga fisuras. Asimismo, cree que Pedro Sánchez no quería gobernar con la idea de haber sido apoyado por independentistas. "En su cabeza está que ese gobierno tenía una representación escasa y si hubiera contado con determinadas fuerzas políticas eso hubiera dado pie a la oposición a decir que lo invistieron populistas y separatistas.

Para Revilla la política se encuentra en su momento más 'cainino'. "En política ya no hay rivales, hay enemigos", apunta. Sobre el resultado electoral apunta a que el gran perjudicado en la repetición de elecciones será Ciudadanos aunque la clave la ve "en cuántas personas van a ir a votar". Apunta a que los dos grandes partidos van a subir y Podemos se mantendrá en un resultado similar.