Los implicados en el caso de 'la manada' de Bilbao son seis jóvenes, de los cuales la víctima solo ha podido identificar a dos, por un tatuaje y unos pantalones negros. Los investigadores continúan buscando pruebas de ADN que señalen a los responsables de la violación múltiple.

El periodista David Olabarri asegura que los integrantes del grupo insisten en que no son amigos y que no se conocen entre ellos "en los calabozos, en comisaría, llegaron a las manos porque los argelinos les decían a los del resto de la banda que ellos no habían hecho nada y les habían metido en este entuerto por su culpa", sin embargo fueron detenidos los seis cuando estaban juntos.

Se ha identificado como cabecilla a 'el búho', individuo que quedó con la afectada a través de redes sociales. La chica perjudicada fue capaz de reconocerle por ese motivo y por el tatuaje llamativo de un búho que le rodeaba el cuello.

El detenido y principal responsable de los abusos era conocido por la Ertzaintza por su alto historial delictivo.