Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Coronavirus

La lección de una madre que prohíbe a su hija ir a una fiesta por el coronavirus: "Hay gente que está sufriendo y me pareció un aprendizaje"

Bea Galán es madre de una adolescente de 14 años. Hace días le prohibió a su hija acudir a una fiesta en casa de una amiga suya con otras ocho personas con el fin, no solo de respetar las medidas sanitarias impuestas por el coronavirus, sino también de demostrar solidaridad ante las personas que están sufriendo la enfermedad.

En resumen

Bea Galán es madre de una adolescente de 14 años a la que invitaron a una fiesta en casa de una amiga. Iban a ser nueve niñas durmiendo en la misma casa, pero Bea fue la única que rechazó la invitación de su hija ante el peligro de contagio por coronavirus y el respeto a las medidas sanitarias.

"Esta noche han invitado a mi hija de 14 años a dormir en casa de una amiga. Nueve niñas. Pizzas, refrescos y pastel para compartir. Y de la pandemia, de las medidas de seguridad, de la sensatez y de la coherencia... ni rastro. Soy la única madre que ha declinado la invitación".

Con este mensaje, Bea criticaba la situación en la que se tuvo que ver tras negarle a su hija la asistencia a la fiesta. Además, admite que verla enfadada no es plato de buen gusto y espera que un día su hija entienda que esta situación no contempla fiestas, sino solidaridad y sentido común.

"Hoy mi hija me odia. Esta iba a ser la mejor fiesta de su vida y se la he arruinado. Espero que un día me mire y entienda que esto no va de fiestas y egos, sino de solidaridad, respeto, prudencia, cordura y madurez. Espero que ella, de mayor, sepa comportarse y ver más allá. Aunque verla así disgustada cuesta una barbaridad", confesaba su madre a través de Twitter.

"Me costó un poco porque me da pena decirle que no a mi hija y verla llorando, y que las demás tengan una fiesta y ella no. Pero hay tantas cosas que no podemos hacer que es una más. Y no tiene que ver solo con la covid, sino con ser madre y decirle las cosas que sí y que yo creo que no", continuaba.

Además, Bea ha explicado esta mañana en Espejo Público que su hija, si bien entiende el porqué su madre le ha negado la asistencia a la fiesta, no comprende ciertas incongruencias con las medidas relativas al coronavirus.

"Sí que entiende mis motivos, pero tiene muchas preguntas que yo creo que son muy lícitas, como 'por qué yo no y las demás sí', y muchas cosas que ella no entiende. No las entiendo ni yo".

Preguntada por la reacción del resto de madres que sí dejaron asistir a sus hijas, confiesa creer que "se equivocaron esa vez, pero solo lo creo yo. Yo soy madre de mis hijos y no soy madre de nadie más".

Además, Bea insiste en su argumento justificando que ninguna de las niñas iban a la misma 'clase burbuja', ni al mismo colegio. Ni siquiera pertenecían a la misma zona.

"Habría tenido que saltarme unas cuantas normas. Pero de verdad no lo hice por miedo o por las normas, me pareció solidario no ir. Hay gente que está sufriendo y me pareció un aprendizaje mejor que no fuera a que sí", concluye.

Puedes volver a ver este contenido sobre la madre que prohíbe a su hija adolescente acudir a una fiesta por respeto a las medidas y la solidaridad ante el coronavirus en Atresplayer.