Un empresario marbellí asegura que no consigue encontrar trabajadores para su restaurante. Achaca el problema a que la gente que busca empleo no quiere dejar de cobrar el paro. "Hay personas que en las entrevistas de trabajo me han pedido que no les dé de alta en la Seguridad Social para poder seguir cobrando el paro", apunta.

El empresario ha manifestado que en su negocio llega a ofrecer 2.000 euros netos más propinas, pero que aún así sigue sin encontrar empleados "Solamente encontramos a inmigrantes que son los únicos que quieren trabajar", explicaba.

Asimismo, señala que en hostelería no existe formación necesaria y cuenta que en el año 2018 solo aparecieron 15 plazas públicas de formación profesional de dicho sector.